Mapa del Medio Oriente

 

Indignación en Europa por sentencia de 15 años de prisión a geólogo británico que trató de sacar de Irak fragmentos arqueológicos

Jim Fitton, un experimentado geólogo británico de 66 años, fue condenado por un tribunal en Irak a 15 años de prisión por el intento de robo de su patrimonio cultural.

Se trata de un caso que la prensa europea está reportando como escandaloso por lo largo de la pena de prisión que, finalmente fue benigna considerando que por este delito los jueces en Irak están facultados para condenar a muerte a los procesados.

Según los reportes internacionales, Jim Fitton formaba parte de una expedición turística que visitaba sitios ancestrales de Irak en marzo. En Eridu, un sitio de la antigua Mesopotamia en la actual provincia de Dhi Qar, Fitton tomó 12 fragmentos de cerámica y de otros objetos que le parecían antiguos y que, tras estudio realizado, se determinó que tienen más de 200 años de antigüedad.

Junto con un nacional alemán, Volker Waldman, fue arrestado en el aeropuerto internacional de Bagdag cuando intentaba sacar del país los fragmentos.

Fitton y Waldman fueron presentados en el tribunal el 15 de mayo, vistiendo los chalecos amarillos de los detenidos, declarando que no habían tenido intención de cometer un delito al sacar los artefactos arqueológicos.

Ante el juez, Fitton declaró mediante su abogado, Thair Soud, que “sospechaba” que los fragmentos que tomó eran antiguos, pero que “en ese momento no sabía de las leyes iraquís” ni que no estaba permitido tomar fragmentos. Dijo que como geólogo tiene el hábito de coleccionar estos fragmentos como un pasatiempo y que no tenían intención de venderlos.

El juez Jabir Abd, sin embargo, concluyó que al haber tomado los fragmentos, saber que tenían una antigüedad mayor a 200 años y tratar de transportarlos fuera del país, había una intención criminal de traficar con ellos. Además, rechazó el argumento de la ignorancia de las leyes iraquíes.

Mientras tanto, Waldman fue puesto en libertad al concluirse que no había tenido intención de cometer un delito, ya que él no recogió los fragmentos y solo ayudó a Fitton a transportarlos en el aeropuerto.

Al conocerse la sentencia de 15 años de prisión, el abogado Soud se mostró sorprendido en las declaraciones que dio a The Associated Press. “Pensé que en el peor de los casos sería un año, con suspensión”, dijo el abogado, quien aseguró que planea apelar inmediatamente.

Se desconoce si Fitton podrá prestar la sentencia en el Reino Unido, su país de origen aunque no de residencia, ya que vive con su familia en Malasia. Aparentemente, entre el Reino Unido e Irak no existe un tratado que permita que la pena sea purgada en una prisión británica.

Sobre la situación, la familia de Jim Fitton declaró sobre la demora de la embajada británica en prestar la asistencia consular que los países brindan a sus nacionales detenidos en otros países. Representantes de la embajada del Reino Unido en Bagdag estuvieron presentes en la audiencia en la que se dictó sentencia, pero se retiraron sin pronunciarse sobre la sentencia.

El desconocimiento de las leyes locales generalmente nunca es aceptado como defensa; no saber que tomar fragmentos de sitios arqueológicos y tratar de sacarlos de su país de origen es un delito, es muy improbable, ya que todos los países con patrimonio cultural tipifican como delito esta conducta para evitar que los europeos sigan saqueando estos tesoros como lo hicieron en el pasado.

En México, “al que por cualquier medio pretenda sacar o saque del país un monumento arqueológico, artístico o histórico, sin permiso del Instituto competente, se le impondrá prisión de cinco a doce años y de tres mil a cinco mil días multa” dispone el artículo 53 de la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos.

Más información euronews.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen de ErikaWittlieb en Pixabay