Copenhague, Dinamarca

 

Condenado por terrorismo en Siria, demanda a los servicios de inteligencia daneses para que reconozcan que actuó como agente encubierto

El Tribunal Superior del Este de Dinamarca, Østre Landsret, será el encargado de revisar la demanda presentada por Ahmed Samsam, sentenciado a prisión por su participación en ISIS, en contra de los servicios de inteligencia daneses por no haberlo reconocido como agente encubierto.

Se trata de un caso de alto perfil que, según la prensa danesa, no tiene precedentes en la historia legal del país.

Samsam fue detenido en España en 2017 y condenado en 2018 a ocho años de prisión por luchar por el Estado Islámico, IS o ISIS, en Siria entre 2012 y 2014 y por ayudar a financiar el terrorismo y adquirir “armas y material”.

Posteriormente, fue extraditado a Dinamarca, de donde es nacional, y la sentencia de ocho años se redujo a seis. Sin embargo, Samsam declara que su participación en el Estado Islámico fue como agente encubierto contratado por los servicios de inteligencia daneses, Servicio de Inteligencia Policial, PET por sus siglas en danés, y luego por el Servicio de Inteligencia de la Defensa, FE. Su misión, dice, era informar a las autoridades danesas sobre los combatientes daneses en Siria.

Un medio de comunicación, Berlingske, publicó un extenso reportaje en el que muestra que las declaraciones de Ahmed Samsam son verídicas y que incluso en uno de sus viajes a Dinamarca llevó material sobre sus investigaciones encubiertas.

Los rumores sobre esta alianza del sentenciado con los servicios de inteligencia se intensificaron después de que en marzo de este año trascendiera que dos personas, identificadas como “Mads y Frederick” visitaron a Ahmed Samsam en la prisión en la que está ingresado y le entregaron 10,000 coronas danesas en efectivo, poco menos de 1,500 dólares estadunidenses. Los internos en las prisiones de Dinamarca tienen prohibido tener dinero en efectivo para que no puedan adquirir drogas, teléfonos celulares y otros artículos prohibidos.

Sobre esta visita, en la que no se registraron más datos de los visitantes, el Servicio Danés de Prisiones y Libertad Condicional reportó que eran autoridades por lo que los protocolos de ingreso a la prisión fueron pasados por alto. Este tema generó polémica con el llamado de varios parlamentarios al gobierno para que explicaran la situación y exigiendo que las reglas establecidas en el sistema penitenciario se cumplan por todos, incluyendo miembros de los servicios de inteligencia.

Sobre esta visita, el abogado de Samsam, Erbil Kaya declaró que presume que Ahmed conocía a estas dos personas, lo que podría confirmar que su representado actuaba como agente encubierto en Siria.

Para demostrar esta situación, en diciembre el abogado Kaya se reunió con funcionarios del PET y del FE para que reconocieran esta relación. Al no haber logrado su objetivo, estuvo recopilando pruebas y presentó una demanda en contra de estos organismos en la Corte de la Ciudad de Copenhague.

La semana pasada, esta corte, que es un tribunal de primera instancia, se declaró incompetente por lo que el caso llegó al Tribunal Superior para que se revisen los argumentos y se defina si existió o no esta relación contractual entre las partes. De ser así, la sentencia de prisión de Ahmed Samsam no tendría motivo.

Al rechazar el conocimiento del caso, la Corte de la Ciudad de Copenhague explicó: “El tribunal también considera que el caso tiene un alcance social significativo, ya que los acusados [PET y FE] han declarado que el resultado de la sentencia puede tener un impacto en la organización de su trabajo en el futuro”.

De momento no hay fecha de inicio de este proceso en el Tribunal Superior.

Más información cphpost.dk / dr.dk

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net