Logo Comisión Europea

 

Para tener acceso a más de 35 millones de euros, Polonia se ha comprometido ante la Comisión Europea a revisar la controvertida reforma judicial

El 1º de junio, la Comisión Europea anunció la liberación de fondos a Polonia en el marco del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, MRR, con importantes compromisos del país para garantizar la independencia judicial, un tema que ha enfrentado al gobierno polaco con las autoridades europeas durante algunos años.

Debido a la crisis financiera derivada de la pandemia de Covid-19, la Comisión Europea anunció la liberación de fondos en préstamos a los países miembros, quienes para tener acceso al fondo debieron elaborar un plan de inversión que necesitaba aprobación de la Comisión antes de entregar el dinero.

En el caso de Polonia, más de 11 millones de euros del fondo fueron retenidos en una decisión tomada en febrero de este año como sanción a Polonia por el incumplimiento de una orden del Tribunal de Justicia respecto del cierre de una mina de lignito.

El incumplimiento de Polonia a la orden judicial no era el único motivo de enfrentamiento y tampoco el más grave. Las reformas judiciales que minaron la independencia judicial ha sido el tema recurrente entre la Comisión y el gobierno polaco que, hasta ahora, se había negado a dar marcha atrás a la reforma.

Esta reforma inició en 2017 con el supuesto objetivo de evitar la corrupción y sacar a jueces de la era comunista. Entre otras medidas, emitió leyes para bajar la edad de jubilación de los jueces y de esta forma quitar a la mayoría de los juzgadores en servicio, particularmente en la Suprema Corte, así como reformas al nombramiento y remoción de los integrantes del poder judicial.

Sobre estas reformas el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, TJUE, se ha pronunciado por lo menos tres ocasiones porque, consideran, socavan la independencia del Poder Judicial. En lugar de cumplir las decisiones del Tribunal, Polonia siguió adelante con la legislación relativa a la reforma y aprobaron la creación de un Comité Disciplinario en el que participan jueces elegidos por el Consejo de la Judicatura. Los integrantes del Consejo de la Judicatura son nombrados por el Parlamento, cuya mayoría pertenece al partido en el poder, y esta fue otra de las reformas al poder judicial.

Al anunciar la liberación de 23,900 millones de euros en subvenciones y 11,500 millones de euros en préstamos, la Comisión anunció que el plan presentado por Polonia, “incluye hitos relacionados con aspectos importantes de la independencia del poder judicial, que son de particular importancia para mejorar el clima de inversión y establecer las condiciones para una implementación efectiva del plan de recuperación y resiliencia. Polonia necesita demostrar que estos hitos se cumplen antes de que se pueda realizar cualquier desembolso bajo el MRR.”

Se ha informado que Polonia se compromete a realizar una reforma integral del régimen disciplinario aplicable a juzgadores. Así, “antes de la primera solicitud de pago, y para permitir el desembolso de los fondos del MRR, Polonia debe demostrar que cumple los siguientes compromisos:

“Todos los casos disciplinarios contra los jueces serán resueltos por un tribunal diferente de la actual Sala Disciplinaria, que cumpla con los requisitos de la legislación de la Unión Europea en consonancia con la jurisprudencia del Tribunal de Justicia y, por lo tanto, sea independiente, imparcial y establecido por la ley;

“Los jueces no pueden ser objeto de responsabilidad disciplinaria por presentar una petición de decisión prejudicial al Tribunal de Justicia, por el contenido de sus decisiones judiciales, o por verificar si otro tribunal es independiente, imparcial y establecido por la ley;

“Se fortalecen los derechos procesales de las partes en los procedimientos disciplinarios;

“Todos los jueces afectados por las sentencias anteriores de la Sala Disciplinaria tendrán derecho a que estas sentencias sean revisadas sin demora por un tribunal que cumpla con los requisitos de la legislación de la Unión Europea y, por lo tanto, sea independiente, imparcial y esté establecido por la ley”.

Polonia se compromete así a cumplir no solo con la ley europea en materia de independencia judicial, sino también con las decisiones del Tribunal de Justicia.

Además de allegarse de los fondos, la invasión de Rusia a Ucrania ha jugado un papel importante en el cambio de rumbo de la política polaca, no solo en materia de independencia judicial, sino de reducción de emisiones. “Cuando tienes a Rusia jugando la guerra en tu periferia, ayudará a unir a los europeos, incluida Polonia, en lugar de lo contrario”, opinó en febrero Georg Riekeles, director asociado del Centro de Política Europea con sede en Bruselas.

Más información ec.europa.eu

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net