Médica

 

Corte Constitucional alemana concluyó que obligar a trabajadores del sector salud a la vacuna Covid-19 es constitucional

La semana pasada, la Corte Constitucional de Alemania, concluyó que la obligación de que trabajadores del sector salud sean vacunados en contra del Covid-19 es constitucional, negando el recurso presentado en contra de la decisión del gobierno.

La Corte Constitucional sostuvo con su decisión que es importante proteger a las personas vulnerables en hospitales y hogares para ancianos, por lo que está constitucionalmente justificado que trabajadores del sector salud estén vacunados, incluso si ellos perciben que tal mandato infringe sus derechos.

Con esta decisión, si un trabajador del sector salud no está vacunado, puede ser legalmente suspendido del trabajo.

La obligación a las vacunas ha sido impuesta en Alemania a ciertos sectores ocupacionales y no de forma generalizada, pese a que ya se propuso. Así, la iniciativa del gobierno de coalición para hacer obligatoria la vacuna Covid-19 a toda la población adulta, fue rechazada en el Bundestag a principios de abril, debido a la falta de apoyo de uno de los partidos de la coalición.

Por el rechazo que la vacuna ha generado en un sector de la población mundial, son muy pocos los países que obligan a la población adulta a vacunarse. Entre estos países que tienen esquema obligatorio de vacunación están Ecuador, Indonesia, Tayikistán y Turkmenistán.

En Austria, el presidente Alexander Van der Bellen ratificó a principios de febrero una ley que obligaba a la vacuna a toda la población mayor de 18 años, convirtiéndose en el primer país de la Unión Europea en tener una ley de este tipo. Sin embargo, el cumplimiento a la ley ha sido suspendido por la creencia de que se puede superar los contagios sin la necesidad de obligar a la población a vacunarse debido a la variante Ómicron, prevalente de momento.

La obligatoriedad de la vacuna en sectores ocupacionales ha sido dictada en varios países y en casi todos ellos ha sido recurrida por un grupo de personas que no creen en la efectividad de las vacunas disponibles actualmente. Uno de estos casos se presentó en Italia en donde en marzo el Tribunal Regional Administrativo de Lacio, TAR, rechazó el recurso presentado por 127 servidores públicos que señalaban que haberlos suspendido sin goce de sueldo por no estar vacunados contra Covid-19, era ilegal. En este caso, el mandato a la vacuna, en lo que se conoce como Certificación Verde, se hizo para docentes, sector salud y policías, entre otros. Antes de esta decisión, el mismo tribunal falló señalando que el derecho a no ser vacunado no es absoluto.

Hasta el momento, el 76 por ciento de la población adulta de Alemania cuenta con dos dosis de la vacuna y el 59 por ciento tiene tres dosis. El ministro de Salud, Karl Lauterbach, recientemente anunció que el gobierno está buscando que a finales de año la población tenga acceso a una cuarta dosis.

Muchas medidas para evitar el contagio de la enfermedad han sido levantadas en Alemania y en varios países, México incluido, lo que parece ser consecuente con un aumento en el número de casos reportados en estas semanas y en las hospitalizaciones.

El canciller alemán Olaf Scholz negó que su gobierno vuelva a presentar una iniciativa para hacer obligatoria la vacuna a mayores de edad, lo que ha generado dudas sobre lo que sucederá en otoño, cuando el número de contagios aumente otra vez y se tengan que volver a imponer restricciones a la movilidad de las personas. Hasta el momento, la mayoría ha cumplido con las reglas, pero no insistir en un tema en el que la mayoría de los votantes de los partidos de la colación en el gobierno parecen estar de acuerdo, podría llevarlos a rebelarse en contra de nuevas medidas restrictivas.

Más información dw.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net