Billetes de euros

 

Suprema Corte de Países Bajos concluyó que el gobierno debe hacer devoluciones respecto de impuestos no objetados

La Suprema Corte de los Países Bajos concluyó la semana pasada que el gobierno no tiene la obligación de compensar a los contribuyentes que no objetaron en su debido momento la determinación del monto del impuesto al activo que les fue recaudado.

Se trata de una decisión muy esperada y que encuentra su antecedente en otra decisión publicada el 24 de diciembre de 2021 respecto de una acción promovida en 2017 por un contribuyente, respaldado por una alianza de contribuyentes, conformada por unas 60,000 personas que objetaron la determinación del impuesto.

En ese caso, el contribuyente demandó que no le estaban determinando debidamente sus impuestos. Esta persona tenía un millón de euros en activos, de los cuales el 80 por ciento estaba en cuentas bancarias de ahorro que generaban una baja rentabilidad. Así, pagó impuestos no conforme con los ingresos que los ahorros generaban, sino conforme con una combinación ficticia que incluía solo el 21 por ciento de los ahorros. En 2017, el impuesto sobre ahorros era del 1.63 por ciento y sobre activos el 5.39 por ciento.

Conforme con el sistema impositivo del momento, todos los activos diferentes de los inmuebles se declaraban en la “casilla 3” conforme con un sistema en el que la oficina recaudatoria presumía que personas con 50,000 euros en activos habían invertido una tercera parte de ellos y el 79 por ciento cuando el monto era de un millón de euros.

La Suprema Corte concluyó que usar este sistema ficticio para calcular el impuesto contraviene el derecho a la propiedad previsto en la legislación europea en materia de derechos humanos. Se trata de una decisión aplicable a la recaudación de los años fiscales de 2017 y 2018.

Cuando esta resolución se publicó, el entonces ministro de hacienda, Marnix van Rij, dijo que no estaba claro si la oficina de recaudación de impuestos debía hacer devoluciones a todos los contribuyentes o solo a los 60,000 que habían objetado. Esto porque la legislación establece que si no hay objeción a la determinación de un impuesto en el plazo concedido, se considera que es una decisión irrevocable. En ese caso todavía procede solicitar a un inspector que de oficio reduzca la determinación del impuesto, pero solo se puede hacer bajo ciertos requisitos.

Un contribuyente que no objetó a tiempo la determinación del impuesto, demandó la devolución, tratando de fundamentar su caso en la sentencia del 24 de diciembre de 2021.

Su caso llegó a la Suprema Corte, tribunal que la semana pasada precisó que la obligación de hacer las devoluciones es solamente a quienes objetaron el impuesto, porque si no lo hicieron, cuando se dictó la sentencia la determinación de sus impuestos de los ejercicios fiscales de 2017 y 2018 ya era irrevocable.

Anticipando que solamente estaban obligados a hacer devoluciones a los que objetaron la determinación del impuesto, el gobierno anunció que tenían destinados 2,800 millones de euros para este fin. De haber tenido que hacer devoluciones masivas, esta cantidad, según un estimado, hubiera ascendido a 11,700 millones de euros.

Más información dutchnews.nl

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net