Mapa de Nueva Zelanda

 

Gracias a un acuerdo que facilita procedimientos civiles entre Australia y Nueva Zelanda, se congela cuenta bancaria en disputa familiar

En tribunales de Australia y Nueva Zelanda se están verificando un proceso civil en el que una persona, identificada como Ms P, está pidiendo un porcentaje del precio de venta de la casa que compartió con su pareja, y que fue vendida sin su autorización y los fondos transferidos a la cuenta de una nueva pareja en Nueva Zelanda.

Se trata de la terminación de una relación sentimental que duró de 2009 a 2016 y de agosto de 2017 a octubre de 2019. Esta pareja se había establecido en Australia y ante el Tribunal Familiar de ese país están discutiendo sobre la propiedad.

Los tribunales de Nueva Zelanda intervienen porque la expareja de Ms P vendió en 2021 la casa que tenían en común, sin su conocimiento, y transfirió el monto de la venta, 832,579 dólares australianos, a la cuenta de su nueva pareja que vive en Gisborne, Nueva Zelanda.

En el Tribunal Familiar de Australia, Ms P pide el 20 por ciento del importe de la venta, es decir, 166,515 dólares australianos, más intereses y costos judiciales, pero como el dinero ya no está en Australia, ha tenido que solicitar a tribunales neozelandeses su auxilio.

Con fundamento en el acuerdo Trans-Tasman Proceedings Act 2010, el mes pasado el Circuito Federal y Tribunal Familiar de Australia autorizó que copias de los documentos que se han presentado en el procedimiento se entregaran al Tribunal Superior de Nueva Zelanda para que se concediera la petición de Ms P al tribunal en Gisborne para que se congelara la cuenta bancaria de la nueva pareja de su expareja.

El acuerdo Trans-Tasman Proceedings Act 2010 facilita que los procedimientos civiles de australianos con personas en Nueva Zelanda sean más sencillos, económicos y eficientes.

En términos generales, esta acuerdo, desde el punto de vista australiano, permite iniciar procedimientos judiciales australianos en contra de una persona ubicada en Nueva Zelanda; pedir que los casos que se iniciaron en Nueva Zelanda se escuchen ante tribunales australianos en determinadas circunstancias; hacer que una persona ubicada en Nueva Zelanda preste testimonio en ciertos procedimientos en tribunales australianos; comparecer por enlace de audio o video en procedimientos judiciales de Nueva Zelanda; y, que más sentencias judiciales australianas sean reconocidas más fácilmente en Nueva Zelanda.

La petición para congelar la cuenta de la nueva pareja de la expareja de Ms P fue escuchada este mes en Nueva Zelanda por el juez Matthew Palmer, quien, al identificar que se cumplen requisitos de aplicación del acuerdo, resolvió conceder la petición y ordenar el congelamiento de la cuenta bancaria.

El juez Palmer dijo que el caso que se le había presentado tenía méritos, basado en la evidencia que le fue exhibida y que “la transferencia de las ganancias y otros fondos de una jurisdicción a otra, sin previo aviso, indica que existe un riesgo real de su disipación”.

Por lo anterior, el juez Palmer concluyó que Ms P tiene un fundamento razonable para temer que su expareja tome más medidas de ese tipo si se le informaba de la solicitud presentada ante él, por lo que emitió la orden de congelamiento de la cuenta sin notificárselo.

Se trata de una orden que estará vigente hasta el 4 de agosto.

Esta orden concede más tiempo a Ms P para que el tribunal australiano resuelva si le corresponde el porcentaje que pide de la venta de la propiedad.

Más información stuff.co.nz

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net