Mazo judicial y birrete

 

Guía de Conducta Judicial de Hong Kong incluye medidas respecto del uso de redes sociales por jueces y crítica de la prensa a decisiones

Este lunes 16 de mayo, el Poder Judicial de Hong Kong publicó actualizaciones a la Guía de Conducta Judicial, un documento que está vigente desde 2004, para incluir reglas en materia de información y de redes sociales debido al creciente interés mediáticos de las decisiones judiciales.

“Las revisiones resultantes de la Guía son en gran medida producto de la época. Seguimos estando bien protegidos por los Principios rectores establecidos en 2004, pero las nuevas adiciones a la guía en esta edición reflejan la era de la tecnología de la información en la que vivimos. Ahora se prevé explícitamente la necesidad de respetar la privacidad evitando la publicación innecesaria de datos personales, así como material completamente nuevo en las redes sociales y doxxing. La guía sobre recusación y aparente sesgo también se ha actualizado con referencia a la jurisprudencia reciente en esta área”, se lee en los considerandos o prefacio de la Guía, firmados por Andrew Cheung, presidente de la Corte de Apelaciones, máxima instancia judicial.

El objetivo de la Guía es dar asistencia práctica a jueces cuando traten con asuntos que se refieren a la conducta judicial y que pueden surgir en diferentes situaciones, bajo variadas circunstancias, que exijan que jueces decidan el curso apropiado de sus acciones. Por ejemplo, en este Guía se contiene un capítulo sobre la participación de jueces en actividades no judiciales, como su asistencia a bares y karaokes o la administración de sus inversiones privadas.

Respecto de las críticas de la prensa a las decisiones judiciales, la Guía advierte que el o la juez “debe abstenerse de responder a tales críticas, por ejemplo, escribiendo a la prensa o haciendo comentarios incidentales sobre tales críticas cuando esté sentado en el estrado. Los jueces deben hablar solo a través de sus juicios al tratar el caso que se está decidiendo. Por lo general, es inapropiado que los jueces defiendan sus sentencias públicamente.”

Si se trata de información incorrecta o equivocada, se debe solicitar que el Poder Judicial emita un comunicado de prensa para corregir las inexactitudes.

Respecto de redes sociales, no se desaconseja su uso, advirtiendo que ello podría significar que el o la juez están fuera del contexto actual. Sin embargo, se aconseja mucha prudencia al momento de hacer publicaciones y que estas sean guiadas por los principios de independencia, imparcialidad, integridad y decoro y bajo la necesidad de mantener la confianza pública en la administración de justicia, estando atentos a la percepción pública de sus palabras y conducta.

Así, por ejemplo, se le advierte de no asociarse con personas, grupos o entidades que minen la percepción de imparcialidad o la confianza pública en el sistema de justicia, mediante acciones como “ser amigos de”, “me gusta” o “seguir”.

En caso de que se publique en la red información confidencial que permita identificar al juez, en lo que se conoce como doxxing, se desaconseja al juzgador a responder directamente y, en su caso, acudir al presidente del tribunal para que tomen las medidas pertinentes.

"Estoy seguro de que esta nueva edición de la guía continuará brindando una guía útil a jueces y funcionarios judiciales para mantener los más altos estándares de conducta judicial y permitir que el público comprenda mejor nuestro trabajo judicial y los estándares intransigentes que nos fijamos a nosotros mismos", escribió sobre la actualización de este documento el magistrado Cheung.

Más información news.gov.hk /judiciary.hk

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net