Cárcel

 

Tras haber cumplido condena, salió en libertad un exintegrante de la organización terrorista japonesa responsable de ataque en metro de Tokio

El martes salió de la prisión en el centro de Tokio, Japón, en que prestó condena, un exintegrante de la organización religiosa clasificada como culto, Aum Shinrikyo, al haber cumplido su sentencia de nueve años de prisión. Su sentencia fue apelada, pero finalmente confirmada por la Suprema Corte de Japón.

Se trata de Makoto Hirata, de 57 años, que en 2011 se entregó a la policía tras vivir 17 años como prófugo de la justicia. Fue procesado por su participación en el secuestro de un notario de Tokio y en el atentado con bomba en un condominio y el atentado con bomba incendiaria en una instalación de Aum en la capital japonesa en 1995.

Aum Shinrikyo fue fundado por Shoko Asahara, en 1984, primero como una escuela de yoga que pronto evolucionó a un culto. Se trata de la organización que el 20 de marzo de 1995 ejecutó el ataque con gas sarín en el metro de Tokio, ocasionando la muerte de 13 personas y lesionando a otras 54.

Asahara fue detenido en mayo de ese año y varios de sus seguidores fueron detenidos también en diferentes operativos y bajo diferentes cargos. En 2004 fue sentenciado a pena de muerte y el 6 de julio de 2018 fue colgado junto con otros seis seguidores. Sus cenizas estuvieron en controversia hasta que fueron entregadas a una hija en 2021.

Makoto Hirata no participó en el ataque en el metro de Tokio en 1995, pero sí estuvo presente en los atentados con bomba en Tokio a un condiminio y a una instalación de la organización la víspera del ataque en el metro y tuvieron el objetivo de impedir una investigación de la policía a la organización.

También estuvo involucrado en el secuestro del notario Kiyoshi Kariya, de 68 años. Él era hermano de una mujer que fue integrante del grupo, pero que lo abandonó. El notario fue secuestrado para averiguar dónde estaba su hermana, pero falleció estando en poder de los secuestradores y después de que le inyectaron una dosis de anestesia, en febrero de 1995.

La hija mayor del notario Kariya, Minoru, declaró que después de haberse entregado a la policía, Hirata escribió varias cartas a la familia mostrando arrepentimiento y criticando al culto al que pertenecía.

De acuerdo con el servicio de inteligencia de Japón, Aum se segmentó en tres grupos que siguen clasificados como organizaciones terroristas.

Más información japantimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net