Mapa de Australia

 

Fiscal de Australia pide se revise decisión del máximo tribunal sobre si los aborígenes pueden ser considerados extranjeros y deportados

Ante el Tribunal Superior de Australia se está llevando un caso que, al buscar la deportación de una persona, pretende que se revise una decisión de ese tribunal de febrero de 2020, partiendo de que dos de los magistrados que votaron por la mayoría, ya están retirados.

El caso que se pretende revisar se identifica como Love and Thoms, sobre dos personas, nacidas una en Papúa Nueva Guinea y la otra en Nueva Zelanda, pero reconocidos como aborígenes australianos. Estas dos personas fueron sentenciadas por delitos que merecen prisión de más de doce meses y, conforme con la ley de migración, se pidió que fueran deportados. Sin embargo, la Constitución australiana dispone que los aborígenes no pueden ser considerados extranjeros y no pueden ser deportados.

En febrero de 2020, el Tribunal Superior, máxima instancia, con una votación de cuatro a tres, concluyó que es inconstitucional deportar a aborígenes australianos, aunque no tengan la nacionalidad australiana. Es decir, un aborigen no puede ser considerado extranjero.

Tres meses después de esa decisión, Sahyne Montgomery, con fundamento en esa sentencia, apeló la orden de deportación después de haber sido condenado a prisión por robo. Shayne Montgomery nació en 1981 en Nueva Zelanda, pero en 1997 se mudó a Australia con su madre y su nuevo esposo, un aborigen australiano, que lo crío. Montgomery, sin antecedentes biológicos aborígenes, expuso que era aborigen por adopción y, por tanto, no podía ser deportado. El tribunal falló a su favor.

El ministro de inmigración, Alex Hawke, apeló la decisión de Montgomery y al hacerlo, se está pidiendo al Tribunal Superior que revise la decisión Love and Thoms, para que sea el parlamento y no los tribunales los que definan quién debe ser considerado extranjero, salvo que pretenda excluir a personas que “es imposible que entren en tal descripción”, como los nacidos en Australia.

El argumento fue expuesto durante la audiencia del miércoles por el fiscal general australiano, Stephen Donaghue, quien fue reconvenido por dos magistrados por tratar de fundamentar la petición de la revisión de Love and Thoms en discrepancias menores entre los magistrados que votaron a favor.

Durante la audiencia, el juez James Edelman preguntó al fiscal que si, conforme con su deseo, el parlamento podría entonces definir a una persona nacida en el extranjero con doble nacionalidad por ser descendiente de un australiano, que “ha vivido en Australia como ciudadano durante 60 años, servido en el ejército, votado y cumplido todos sus deberes ciudadanos”, como un extranjero.

Respondiendo que el ejemplo es un caso extremo, el fiscal Donaghue dijo que sí, que el Parlamento debería poder decidir quién es extranjero, notando que puede no ser justo ser expulsado del país si no fue posible renunciar a la ciudadanía extranjera.

A favor de Montgomery se presentó el exfiscal general Justin Gleeson y el caso cuenta con el apoyo del gobierno de la provincia de Victoria, de la Comisión Australiana de Derechos Humanos y de los consejos aborígenes National Native Title Council y Northern Land Council, los que durante el proceso tendrán participación.

Más información theguardian.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net