Logo del INAH en edificio

 

El INAH consiguió la recuperación de una pieza arqueológica en Austria y sacar de subasta otras tres en Bélgica

La semana pasada, el gobierno de México logró la recuperación de una pieza arqueológica en Austria y que se sacaran de una subasta en Bélgica tres piezas arqueológicas que, conforme con nuestra legislación, pertenecen a México.

La Ley Federal Sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, dispone en el Artículo 27 que “Son propiedad de la Nación, inalienables e imprescriptibles, los monumentos arqueológicos muebles e inmuebles”, y en el Artículo 28 define como monumentos arqueológicos “los bienes muebles e inmuebles, producto de culturas anteriores al establecimiento de la hispánica en el territorio nacional, así como los restos humanos, de la flora y de la fauna, relacionados con esas culturas”.

Si bien la ley dispone que los monumentos artísticos e históricos pueden ser de propiedad privada, tal posibilidad no aplica a los monumentos arqueológicos en razón de los artículos citados, de tal forma que estos bienes no pueden ser exportados “salvo canjes o donativos a Gobiernos o Institutos Científicos extranjeros, por acuerdo del Presidente de la República”.

El organismo facultado para promover la recuperación de los monumentos arqueológicos de especial valor para la nación mexicana, que se encuentran en el extranjero, es el Instituto Nacional de Antropología e Historia, INAH.

En el caso de Bélgica, la embajada de México se puso en contacto con la Casa Carlo Bonte Auction que tenía listadas tres figuras zoomorfas elaboradas en barro modelado del estilo Comala, procedentes del actual territorio de Colima.

La casa de subastas sacó las tres figuras de la subasta Vente aux enchères de beaux arts et d'antiquités, y declaró que las piezas no serán vendidas hasta que los poseedores no presenten los certificados de exportación correspondientes que, de existir, acreditarían que las piezas salieron legalmente de nuestro país.

En el caso de Austria, el profesor austríaco Karl-Herbert Mayer, realizó labores de intermediación para que se entregara el fragmento de columna de aproximadamente 26 kilos, que fue extraído del sitio arqueológico de Santa Rosa Xtampak en Campeche y que estaba en manos de un coleccionista anónimo.

Se trata de una pieza que, según reportó la Secretaría de Cultura, “es de gran importancia para recuperar información, hasta ahora perdida, sobre la iconografía asociada a los rituales de élite en esta ciudad prehispánica, así como para entender la función ritual de su palacio”.

La pieza recuperada es del periodo Clásico Tardío (600-800 e.c.) y muestra al Jaguar del Inframundo, el ser sobrenatural con que se representaba al sol nocturno.

Durante la primera mitad del siglo XX, Santa Rosa Xtampak fue objeto de un intenso saqueo. Se piensa que la pieza recuperada salió en ese periodo, junto con el resto de la columnilla y otros monumentos esculpidos que aún están perdidos.

De momento el gobierno está en la elaboración de los detalles logísticos a fin de trasladar la pieza a territorio nacional para su registro, resguardo y conservación.

Más información gob.mx

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net