Fuego

 

Primera ministra de Escocia ofrece disculpa formal por la persecución y ejecución de mujeres acusadas de practicar la brujería

En el Parlamento escocés, la primera ministra Nicola Sturgeon ofreció, a nombre del gobierno, disculpas por la persecución y ejecución de mujeres que entre los siglos XVI y XVIII fueron acusadas de brujería.

“En una época en que a las mujeres no se les permitía presentar evidencia en los tribunales, ellas eran acusadas y asesinadas porque era pobres, diferentes, vulnerables o, en muchos casos, simplemente por ser mujeres”, declaró la primera ministra, resaltando que era necesario “reconocer esta grave injusticia histórica”.

Bajo la Ley en contra de la brujería de 1563, vigente hasta 1736, alrededor de 4 mil personas fueron acusadas de brujería, de las que el 84 por ciento fueron mujeres. En total, más de 2,500 personas fueron ejecutadas, principalmente por ahorcamiento o en la hoguera, en procesos injustos en los que se obtenían confesiones bajo tortura.

“Debemos presentar una disculpa formal a todas las acusadas, condenadas, calumniadas o ejecutadas con fundamento en la Ley de brujería de 1563”, declaró la primera ministra en el Día Internacional de la Mujer.

Detrás de las palabras de la primera ministra, está la campaña que durante dos años ha hecho la organización Witches of Scotland que busca, no solo esta disculpa formal del gobierno, sino un perdón póstumo a todas las personas que fueron condenadas por brujería y que se erija un monumento en memoria de todas las personas ejecutadas por este delito.

Sobre el perdón, la ministra Sturgeon declaró que en un futuro cercano se presentará una iniciativa para conceder el perdón póstumo, semejante al que el Parlamento de Cataluña concedió a más de 700 mujeres que fueron ejecutadas por brujería desde 1471.

“Hay lugares del mundo donde, aun ahora, mujeres y niñas enfrentan la persecución y, a veces, la muerte, debido a que han sido acusadas de brujería”, declaró la primera ministra en el Parlamento.

A este respecto, en 2020 lincharon en una población en Ghana a una anciana de 90 años acusada de brujería. Las mujeres que son acusadas de ser brujas no solo enfrentan la muerte sino también aislamiento, pues viven en zonas de ciertas aldeas en lo que se conoce como “campos de brujas”.

“Mientras en Escocia la ley de brujería puede haber quedado consignada en el pasado hace mucho tiempo, no lo ha sido la profunda misoginia que la motivó, en la que aún vivimos”, concluyó la primera ministra escocesa.

El reconocimiento de estos homicidios que hoy entrarían en el tipo penal de feminicidio, en las legislaciones en las que existe este delito específico, empieza a ser una tendencia más general en varios países en los que en procesos injustos se procesaban particularmente a las mujeres. La ciudad de Salem, Massachusetts, en los Estados Unidos, es particularmente señalada por la existencia de un tribunal que empezó a funcionar en 1692.

En 1957 se aprobó una ley en el estado para tratar de corregir esta parte de la historia, absolviendo de cualquier delito a cientos de condenados y en 2001 la ley fue reformada para incluir los nombres de otros procesados. En esta reforma, el nombre de una mujer, Elizabeth Johnson Jr., no se incluyó, por lo que en 2021, impulsado por un grupo de estudiantes de secundaria, se presentó una iniciativa de ley en el Congreso local para también absolver del delito de brujería a esta mujer.

La persecución de personas, especialmente mujeres, por brujería, es motivada por la ignorancia, la superstición, el miedo a la enfermedad y a los extraños, así como por envidias y celos.

Más información euronews.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net