Niño con rifle

 

Familiares de víctimas del tiroteo de escuela Sandy Hook, llegaron a un acuerdo con la fabricante del rifle usado en la masacre

Los familiares de nueve víctimas del tiroteo masivo de la escuela Sandy Hook y la fabricante de armas Remington, llegaron a un acuerdo que pone fin a la demanda presentada en 2014 por la indebida comercialización del rifle usado por el tirador que puso fin a las vidas de 26 personas, veinte de ellos niños.

Los hechos ocurrieron el 14 de diciembre de 2012 cuando Adam Lanza, un joven de 20 años, irrumpió en la escuela Sandy Hook en Newton, Connecticut, después de haber matado a su madre quien era maestra, y empezó a disparar con un rifle Bushmaster AR-15, matando a 20 niños y a 6 adultos e hiriendo a un maestro antes de suicidarse.

En 2014, los familiares de nueve víctimas demandaron a la fabricante del rifle, Remington, por negligencia y homicidio culposo, señalando que la empresa imprudentemente comercializó el arma para incitar a los jóvenes a través de videojuegos violentos y anuncios agresivos.

La demanda se presentó en los tribunales de Connecticut argumentando violaciones a la ley estatal del consumidor, lo que permitió que la acción prosperara sin la protección que la ley federal otorga a las fabricantes de armas.

La ley federal, firmada por el presidente George W. Bush en 2005, para “evitar demandas frívolas”, es la Protection of Lawful Commerce in Arms Act, PLCAA, de 2005 y protege a los fabricantes y comerciantes de armas. Como Connecticut, más estados están legislando en materia de consumo para permitir que las fabricantes de armas se hagan responsables de los tiroteos masivos que, lamentablemente, se están haciendo cada vez más frecuentes.

En la demanda que México presentó en contra de los fabricantes de armas por los daños que el tráfico ilegal de sus armas ha ocasionado en México, las empresas opusieron la PLCAA como recurso para su desechamiento, pero los abogados que representan a nuestro país contestaron que la ley no aplica por haberse hecho el daño fuera de los Estados Unidos.

La demanda de los papás de Sandy Hook no tuvo mucho avance con el paso de los años, hasta que llegó a la Suprema Corte del Estado y, tras una decisión favorable y una apelación de Remington, la Suprema Corte de los Estados Unidos permitió que el caso prosperara.

La demanda ha sido acordada y, según la documentación legal presentada en los tribunales de Connecticut, Remington pagará a las víctimas 73 millones de dólares. Además, la empresa, que está en proceso de quiebra, entregará miles de documentos internos, incluyendo planes sobre posibles formas de comercializar el rifle en cuestión. Esto es muy importante porque la demanda se centró en exponer a la empresa y la forma en que vendió este rifle violando la ley estatal al promover el arma con un enfoque que atrajo a los llamados “comandos de sofá”, es decir, jugadores de videojuegos, y a jóvenes con problemas como el pistolero que cometió la masacre de Sandy Hook.

El acuerdo al que se llega es el más grande en la historia y muy relevante porque permitirá que otras demandas semejantes prosperen en los estados en los que existe una ley de protección al consumidor similar a la de Connecticut, como Nueva York y California.

Aunque no se obtuvieron comentarios de Remington sobre este acuerdo, representantes de las organizaciones de armas declararon que como Remington está en quiebra, no existe y, por lo tanto, “el acuerdo no se hizo con un miembro de la industria de armas de fuego”. Así lo declaró Mark Oliva, vocero de la National Shooting Sports Foundation, quien aseguró que de haber procedido a juicio, la empresa hubiera ganado.

Para las familias de las víctimas, el acuerdo les concede un poco de justicia. “David y yo nunca tendremos verdadera justicia”, declaró Francine Wheeler, cuyo hijo Ben fue asesinado. “La verdadera justicia sería nuestro hijo de 15 años, sano y de pie junto a nosotros en este momento. Pero Benny nunca tendrá 15. Tendrá 6 para siempre, porque se ha ido para siempre”.

Más información nytimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net

Imagen de Dariusz Sankowski en Pixabay