Cerca de madera en playa

 

Suprema Corte de Chipre anuló sentencia de prisión dictada a joven británica acusada de haber mentido al denunciar violación en grupo

La Suprema Corte de Chipre anuló la sentencia que condenó a cuatro meses de prisión a la joven británica que en 2019 reportó haber sido violada por doce hombres y que, en lugar de investigarse el delito, ella fue procesada por agitación pública.

Los hechos ocurrieron en julio de 2019 cuando la joven originaria de Derbyshire, Inglaterra, reportó a la policía haber sido violada en el complejo turístico de Ayia Napa por doce hombres de nacionalidad israelí.

Los doce sujetos, entonces en edades de entre 15 y 20 años, fueron arrestados, pero liberados después debido a que ella se retractó de sus declaraciones. La policía entonces la detuvo a ella por agitación pública y la retuvo en prisión durante un mes antes de concederle fianza mientras esperaba su proceso.

La joven, entonces de 19 años, sostiene que fue forzada por la policía para retractarse de sus acusaciones, lo que la policía niega.

Fue procesada por agitación pública al haber mentido. Durante el proceso, el juez, por lo menos en siete ocasiones le gritó a la abogada de la defendía que el proceso no era una violación, cuando la profesionista quiso exhibir evidencia de que su representada había dicho la verdad.

El juez Michalis Papathanasiou falló en contra de la joven y la condenó por haber mentido y haber quitado el tiempo a la policía para hacer “trabajo más serio”.

La sentencia fue apelada y la joven pudo regresar a Inglaterra sin haber cumplido la sentencia impuesta. Su caso ante la Suprema Corte, donde se celebró audiencia en septiembre de 2021, fue llevado por la organización Justice Abroad.

Sobre la decisión del máximo tribunal chipriota, el abogado Michael Polak dijo: “Siempre hemos sostenido que no se proporcionó un proceso justo a nuestra cliente y hoy la Suprema Corte de Chipre ha coincidido con nosotros.”

“Importantes disposiciones sobre un proceso justo, que existen para evitar errores judiciales, se ignoraron por completo en este caso.

“Una joven y vulnerable mujer no solo fue maltratada cuando reportó la violación a la policía, sino que fue sometida a un proceso judicial ostensiblemente injusto, como la Suprema Corte ha reconocido.”

Por su parte la abogada chipriota Nicoletta Charalambidou, parte del equipo de la defensa, declaró: “Este es un día muy importante para los derechos de las mujeres y, en particular, para las víctimas de violación y otras formas de abuso sexual en Chipre.

“La exoneración de la Suprema Corte… apunta hacia el fallo de las autoridades para efectivamente investigar las denuncias de violación que ella presentó. Esto es lo que ahora pediremos.”

Cuando el juez Papathanasiou dio a conocer la sentencia por la que la joven fue sentenciada por desorden público dijo: “Doce personas fueron arrestadas y siete de ellos lo estuvieron por lo menos 10 días. Eso también fue un grave delito.” Ahora, a petición de la familia de la joven, se ejercerán todas las acciones legales posibles para que la policía investigue debidamente los hechos denunciados y “se haga verdadera justicia”.

“Si bien esta decisión no excusa la forma en que la policía, el juez o las autoridades la trataron”, declaró la familia mediante comunicado, “trae consigo la esperanza de que el sufrimiento de mi hija al menos traerá cambios positivos en la forma en que se trata a las víctimas de delitos.”

"Por supuesto, si se va a hacer justicia, una autoridad tendría que retomar la evidencia que se obtuvo en Chipre y hacer con ella lo que debería haber sucedido desde el principio", aclaró la familia sobre la investigación de la violación en grupo.

Más información bbc.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net