Dibujo sobre Julián Assange

 

Tribunal Superior concede permiso para presentar a consideración de Suprema Corte un aspecto del proceso de extradición de Assange

El presidente del Tribunal Superior del Reino Unido, lord Ian Burnett, anunció este lunes que el equipo legal de Julián Assange, fundador de Wikileaks, puede presentar a la Suprema Corte una cuestión de derecho respecto de la decisión que en diciembre aprobó su extradición a los Estados Unidos.

Julián Assange es requerido por los Estados Unidos por la filtración de más de 250,000 documentos del Departamento de Estado de ese país a través del sitio WikiLeaks, gracias a los que se conoció que el ejército de los Estados Unidos había matado a cientos de civiles en la guerra de Afganistán en operaciones no reportadas. Aunque ese país ha perseguido a Assange, de nacionalidad australiana, desde 2010, las acusaciones en su contra se presentaron en la pasada administración de Donald Trump.

En enero de 2021 un juez negó la extradición de Julián Assange a los Estados Unidos porque no había garantías de que las autoridades de ese país otorgaran un adecuado tratamiento para él. Los abogados de Assange aseguran que su representado podría quedar sujeto a confinamiento en solitario y que su frágil estado mental no podría evitar que bajo esas condiciones (que muchas veces equivalen a tortura) no intentara quitarse la vida.

La decisión, sin embargo, fue revertida en diciembre cuando el Tribunal Superior aprobó la extradición. Esto pese a los argumentos de la defensa y a que meses antes, el principal testigo del FBI en contra de Assange, fue detenido en una prisión islandesa y aceptó haber mentido para obtener inmunidad.

Julián Assange está detenido desde hace casi tres años en la prisión de Belmarsh, después de haber pasado varios años en la Embajada de Ecuador en Londres.

El permiso de presentar a la Suprema Corte la apelación del caso se reduce solo a si el gobierno de los Estados Unidos presentó oportunamente las garantías respecto de la detención de Assange. La defensa argumenta que estas garantías no fueron presentadas oportunamente, ya que se exhibieron hasta la apelación.

“Las garantías [sobre el tratamiento] están en el centro de muchos procedimientos de extradición", declaró lord Burnett y explicó que el Tribunal Superior rechazó el permiso para apelar, salvo el asunto sobre estas garantías que "es un asunto apropiado para [la] decisión" de la Suprema Corte.

Quienes apoyan a Assange han visto esto como una victoria porque la extradición puede ser retrasada varios meses.

“No olvidemos que cada vez que ganamos, mientras este caso no sea desechado, mientras Julián no sea liberado, Julián sigue sufriendo”, declaró afuera del Tribunal la prometida y madre de los dos hijos de Assange, Stella Morris. “Nuestra lucha continúa y seguiremos peleando hasta que Julián esté libre.”

Sobre la decisión, Massimo Moratti, de Amnistía Internacional, dijo que el asunto es importante por lo que respecta a las garantías. “Los tribunales deben asegurarse que las personas no están en riego de tortura o de otros tratamientos crueles. Esto estuvo en el centro de otros dos asuntos que el Tribunal Superior efectivamente vetó.”

Massimo Moratti dijo que la Suprema Corte debió haber tenido la oportunidad de considerar y sentenciar respecto de todos los asuntos de derecho que presentó la defensa de Assange. “Si el asunto de tortura y otros tratamientos crueles no es de importancia pública general, ¿qué lo es?”, cuestionó.

Pese a que la defensa puede presentar el tema sobre la oportunidad procesal de la presentación de las garantías ante la Suprema Corte, el máximo tribunal puede decidir no escucharlo.

Más información bbc.com / nytimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net

Imagen de Caitlin Johnstone en Pixabay