A partir del día de ayer, la policía colombiana fue instruida por el presidente Álvaro Uribe para aplicar la ley aprobada en el 2009 mediante la cual se prohíbe el porte y consumo de drogas, aun en dosis mínimas.

La Corte colombiana había despenalizado la portación de dosis mínimas de estupefacientes y psicotrópicos en 1994. Sin embargo, el actual gobierno inició una ley, que fue aprobada por el Congreso como el Acto Legislativo 02 2009, en donde se penaliza la portación y consumo de cualquier cantidad de droga.

La ley no había sido aplicada en espera de su reglamentación. Sin embargo el presidente colombiano instruyó a la policía a ejecutar la ley argumentando que se trata de una norma constitucional plenamente vigente y que la reglamentación solo se refiere al establecimiento de centros de readaptación, haciendo énfasis entre distribuidores y consumidores que no trafican con estas sustancias ilegales.

Las tendencias actuales en torno al consumo de drogas son contrarias a la política de cero tolerancia del gobierno de Álvaro Uribe en Colombia. En México las dosis mínimas siempre han estado permitidas y el año pasado se reformó el Código Penal Federal para precisar las cantidades de estas dosis mínimas, mientras que en Argentina y Brasil de dictaminó judicialmente la no penalización del consumo personal de estupefacientes.

Así que el uso de drogas, sea habitual o no, es delito en Colombia y ya la policía está plenamente facultada para retener a los consumidores e incautarles aun la dosis mínima de la sustancia que llevan consigo.

 

 

Fuente El Tiempo

 

www.miabogadoenlinea.net