Personas de nación zulú

 

En tribunal sudafricano de KwaZulu-Natal, se desarrolló audiencia del conflicto por la sucesión en la familia real de la nación Zulú

La lucha de la familia real Zulú por la sucesión continua en el Tribunal Superior de Pietermaritzburg, Sudáfrica, con la petición de que el juez que preside, Mjabuliseni Isaac Madondo, se recuse por un presunto conflicto de intereses.

El conflicto en la familia real de la nación Zulú inició en abril cuando la reina regente, Mantfombi Dlamini, falleció repentinamente, menos de un mes después de haber asumido el cargo. Ella fue la tercera esposa del rey Goodwill Zwelithini, fallecido el 12 de marzo de 2021. Ese matrimonio se celebró conforme las leyes zulú porque las leyes civiles de Sudáfrica no reconocen la poligamia. Pese a haber sido la tercera esposa, la reina Mantfombi se convirtió en la Gran Esposa por ser hija del rey Sobhuza II de Esuatini o Eswatini, antes conocido como Suazilandia. Por tener esta predominancia sobre la primera esposa del rey Goodwill Zwelithini, ella se convirtió en reina regente a la muerte del rey. La primera esposa es Sibongile Winifred Dlamini, con quien el rey contrajo matrimonio por la vía civil. De esta unión nacieron dos hijas, las princesas Ntandoyenkosi y Ntombizosuthu.

La nación Zulú se ha referido al testamento del rey Goodwill en donde nombró heredero del trono a su hijo Misuzulu, nacido de la unión con la reina Mantfombi y el 7 de mayo se le nombró oficialmente como rey, pero días antes, el 2 de mayo, la primera esposa y sus dos hijas presentaron un recurso en el Tribunal Superior de Pietermaritzburg pidiendo que se declarara inválido el testamento del rey Goodwill por una presunta falsificación de la firma.

En Sudáfrica se reconocen liderazgos tradicionales de regiones, pero quedan supeditados a las leyes del país que disponen que los nombramientos de los monarcas deben ser ratificados por el presidente de Sudáfrica según la Ley 41 sobre el marco de gobernanza y liderazgo tradicional de Sudáfrica. La ratificación en el cargo del rey Misuzulu ha quedado en suspenso a petición de la reina Sibongile, hasta que no se resuelva el fondo del asunto.

En el proceso, la primera esposa reclama que los subsecuentes matrimonios tradicionales del fallecido rey no deben ser reconocidos y que solo el de ella debe ser tenido como válido y retener el 50 por ciento de los bienes de la sucesión.

El martes de esta semana se celebró una audiencia a la que acudieron miembros de la extensa familia real zulú, así como guerreros y doncellas que se manifestaron afuera del tribunal en apoyo del rey Misuzulu.

Los dos temas que se resolvieron en esta audiencia fueron la recusación del juez Madondo y la petición de la reina Sibongile de corregir la demanda. La primera petición se presentó alegando que como el juez Madondo presidió la última boda del rey Goodwill con la reina Zola Mafu, hay un conflicto de intereses.

El juez Madondo respondió que, como en la demanda no se presenta como cuestión la validación de los otros matrimonios del rey, no hay conflicto de interés.

A juicio del juez hay varios elementos en la demanda que hacen suponer que no se está cuestionando la validez de estos matrimonios, como que la reina Sibongile pide que las otras reinas y sus hijos no sean desalojadas del palacio y que los hijos de las otras reinas sean tratados como iguales con sus hijas, con lo que implícitamente está reconociendo la existencia de esos matrimonios.

Además, dijo, no se puede desear que un matrimonio celebrado hace 30 años, como sucedió con la fallecida reina Mantfombi, simplemente desaparezca.

Frente a este razonamiento, el abogado de la reina Sibongile, Nigel Redman, pidió al juez que le permitiera enmendar la demanda, a lo que se opuso el abogado que representa al rey Misuzulu, Griffiths Madonsela, diciendo que permitirlo no era en beneficio de la ansiosa nación Zulú.

El juez Madondo no resolvió inmediatamente la petición de corrección de la demanda, señalando que necesitaba tiempo para razonarlo.

A este respecto, el abogado Mpumelelo Zikalala, consultado por iol.co.za, explicó que no es probable que se conceda la petición porque no fue presentada como un asunto urgente. Señaló que el tribunal también debe considerar cómo conceder la petición afectará a terceros.

El asunto parece perdido para la reina Sibongile pues ya se le negó la petición de que se le adjudiquen la mitad de los bienes sucesorios y se le ha negado también que los subsecuentes matrimonios del rey Goodluck se declaren inválidos. Queda por resolver si el testamento del rey Goodluck fue falsificado como ha argumentado.

Más información iol.co.za

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net