Imprimir
Logo de Google

 

Comisión de Comercio de Estados Unidos concluye que Google infringe patentes de bocinas y le prohíbe importar dispositivos

El organismo del gobierno federal de los Estados Unidos, United States International Trade Commission, concluyó el juez que Google infringe cinco patentes de la empresa de dispositivos de audio Sonos y le prohíbe importar a los Estados Unidos los productos en que se viole la propiedad intelectual de Sonos.

Si bien Google empezó como un buscador y la mayor parte de su ingreso proviene de la publicidad, poco a poco fue desarrollando otros departamentos, entre ellos la producción de hardware como teléfonos celulares y computadoras.

Sonos, por su parte, es una empresa pionera en bocinas domésticas que transmiten audio desde teléfonos inteligentes y que se pueden conectar en red de forma inalámbrica para reproducir canciones en diferentes habitaciones.

En 2013, cuando Google no era competidor, las empresas empezaron a trabajar juntas y Sonos compartió información sobre sus dispositivos. Finalmente, la sociedad no se concretó, pero la empresa de altavoces acusó al gigante de Internet de haber infringido 100 de sus patentes y le propuso firmar un acuerdo de licenciamiento que no se concretó.

Una de las controversias fue presentada en la International Trade Commission, “una agencia federal cuasi judicial, independiente y no partidista que cumple una variedad de mandatos relacionados con el comercio”, según explican en su página web. “La Comisión es un foro de gran prestigio para la adjudicación de disputas comerciales y de propiedad intelectual”, lo que significa que puede impedir la importación de productos que infrinjan propiedad intelectual, como es el caso.

La Comisión concluyó que Google infringió la Ley de Tarifas de 1930, que tiene como objetivo prevenir la competencia desleal a través de acciones como la importación de productos que violan las patentes, marcas comerciales o derechos de autor registrados en los Estados Unidos. Además, la Comisión también emitió una orden de cese y desistimiento contra Google.

Con esta decisión, se ha prohibido a Google importar a los Estados Unidos varios productos que incluyen las bocinas Google Home, los teléfonos Pixel y el dispositivo de video Chromecast. Todos estos son productos manufacturados en China y enviados a los Estados Unidos.

La decisión que tomó la ITC cierra una investigación de dos años y ratifica la decisión preliminar de un juez de la Comisión que en agosto concluyó que Google debía quedar sujeto a la prohibición de importación.

Esta decisión ahora pasa a revisión presidencial e iniciará vigencia en 60 días.

La controversia que se ha resuelto esta semana no es la única que enfrenta a las dos empresas pues hay dos demandas de infracción de patentes pendientes en tribunales federales. Una fue presentada en enero de 2020 en la Corte de Distrito de Los Ángeles, California, y está pendiente de resolución en espera de la decisión de la ITC porque involucra dos patentes de este caso. El otro proceso sobre otras patentes está resolviéndose en una corte de distrito federal en San Francisco.

Sobre la decisión de la Comisión, José Castañeda, vocero de Google, declaró que no están de acuerdo con el fallo, pero que están trabajando para asegurar que no haya interrupciones en los productos utilizados por los clientes ni en su capacidad para vender o importar dispositivos. Dijo también que a partir del fallo preliminar de agosto Google aprobó diseños de productos alternativos que no usan las patentes controvertidas y que en su decisión la Comisión no se manifestó contraria a esa decisión.

Más información nytimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net