Forma de religiones marcado judío

 

Rabinos ultra ortodoxos se oponen a reformas para que usuarios de dispositivos kosher mantengan línea en un smartphone

Las diferencias en Israel entre quienes abogan por mantener la pureza del judaísmo y el gobierno que ha estado presentando varias reformas al respecto, continúan, ahora respecto de los llamados “teléfonos kosher”.

Bajo el término kosher se incluyen los productos y servicios que son aceptados por la religión judía, específicamente por el Gran Rabinato que certifica qué está conforme con las reglas del judaísmo y qué queda fuera.

Los judíos de la comunidad ultra ortodoxa, que plantea preservar la pureza de la espiritualidad, teóricamente no tienen acceso a Internet, aunque hay estudios que demuestran que dos terceras partes de los miembros de esta comunidad tienen acceso a la red.

Tratándose de los teléfonos celulares, la comunidad ultra ortodoxa utiliza aparatos certificados por el llamado Comité Rabínico de Asuntos de Comunicación que, en cooperación con empresas de telecomunicaciones, bloquean los números asignados a estos teléfonos, que no pueden enviar mensajes ni tener acceso a Internet, para que puedan ser identificados fácilmente si se usan en aparatos prohibidos, especialmente smartphones.

Este Comité, además, de forma arbitraria bloquea para esas líneas kosher el acceso a diversos números de servicios del gobierno e incluso a líneas de ayuda en casos de abuso sexual.

A este respecto, el ministro de comunicaciones de Israel, Yoaz Hendel anunció que planea presentar una iniciativa de reforma a la Ley de Telecomunicaciones para permitir que los usuarios cambien de proveedor del servicio y mantengan el número de teléfono con su dispositivo kosher, aunque adquieran un smartphone.

Sobre esta iniciativa, los rabinos jefe, David Lau e Yitzhak Yosef publicaron una carta pública en la que señalan que pese a que los dispositivos que se conectan a la red, pueden ser utilizados de forma constructiva, también presentan “grave peligro” y pueden llevar al “exterminio espiritual”.

En esta carta, se indica que a la comunidad ultra ortodoxa, “no debe ser prevenida de vivir y mantener su estilo de vida” y que no se les debe forzar “un camino que puede dañar severamente su fe y visión del mundo”. Para los rabinos, el uso de los teléfonos kosher es “necesario y esencial” para quienes buscan evitar “contenido sin valor y peligroso.”

Pese a la perspectiva de los rabinos, según una encuesta del Instituto de Israel para la Democracia, el 64 por ciento de los judíos ultra ortodoxos accedió a la red en 2020. La mitad de los encuestados dijo usar redes sociales, mientras que uno de cada diez dijo tener acceso a sitios de juegos.

El 42 por ciento de los encuestados respondieron tener acceso a Internet desde sus computadoras personales, pero el 30 por ciento reconoció el acceso a través de sus teléfonos.

Por los beneficios que Internet reporta, no toda la comunidad ultra ortodoxa opina que se debe prohibir el acceso a la red. Para unos se debe permitir el acceso a ciertos sitios de información, pero no a redes sociales, mientras que otros opinan que también debe permitirse este acceso.

En julio de 2021, el gobierno planteó modificar las reglas de conversión al judaísmo para quitar poder al monopolio que tiene el Gran Rabinato al momento de decidir quién es judío. Esta iniciativa también ha generado varios enfrentamientos, particularmente del rabino Lau que amenazó con evitar conversiones de permitirse que estas sean realizadas por rabinos municipales.

Más información timesofisrael.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net