Símbolos de salud

 

Fiscalía italiana presenta cargos contra tres personas relacionadas con muerte por accidente de trabajo de joven de 22 años

La fiscalía de Prato, en la Toscana, Italia, pidió el proceso de tres personas sospechosas de negligencia en el accidente laboral que a principios de mayo cobró la vida de una trabajadora de 22 años, Luana D’Orazio.

Luana D’Orazio trabajaba en una empresa textil en Oste di Montemurlo. La mañana del accidente quedó prensada en una urdidora, la máquina que prepara los hilos para pasarlos al telar. Pese a que se llamaron a los servicios de emergencia, cuando llegaron la joven ya estaba sin vida. Los bomberos tuvieron que auxiliar para sacar el cuerpo de la urdidora.

Ocurrido el accidente, se abrió una investigación para determinar las causas por lo que inmediatamente la zona quedó a resguardo de la policía ministerial, así como la máquina en la que sucedieron los trágicos hechos.

El 7 de diciembre, la oficina de la fiscalía de la provincia de Prato presentó cargos en contra de tres personas que están siendo acusadas de homicidio y remoción intencional de las precauciones de prevención de accidentes. Los acusados son Luana Coppini, propietaria de la empresa, su esposo Daniele Faggi a quien la fiscalía considera propietario de facto de la empresa, y Mario Cusimano, el técnico de mantenimiento externo de la empresa.

Del peritaje de la fiscalía realizada por el ingeniero Carlo Gini, se concluyó que el accidente ocurrió mientras la maquinaria en la que trabajaba Luana funcionaba a gran velocidad. Las contraventanas de protección debían permanecer cerradas, pero en el momento del accidente no lo estaban. Los ahora acusados son señalados por haber hecho cambios técnicos en los sistemas de seguridad de la maquinaria.

Durante la audiencia en la que la fiscalía pidió que los sospechosos fueran procesados, los abogados de la defensa expusieron conclusiones diferentes. Según la defensa, el accidente que provocó la muerte de Luana D'Orazio, madre de un niño de cinco años, habría ocurrido en otra fase del proceso que se efectúa en la maquinaria. Por ello, los abogados también solicitaron un nuevo incidente probatorio, que, sin embargo, el juez de instrucción de Prato no concedió.

"No dejaremos que esta tragedia quede impune", dijo Emma Marrazzo, madre de Luana, quien ahora tiene la guarda del hijo de esta joven.

La muerte de Luana conmocionó a la opinión pública por su juventud y porque las muertes en los lugares de trabajo ocurren con cierta frecuencia en Italia, muchas veces debido a la falta de medidas de seguridad. Por ejemplo, pocos días antes del accidente de Luana, el 29 de abril, una viga cedió en un almacén de Amazon en Alessandria, ocasionando la muerte de una persona y dejando lesionadas a otras cinco. En otras localidades, casi en las mismas horas falleció el operador de una grúa en un puerto y en un sitio de construcción un obrero de 23 años a quien le cayó encima la carga de una grúa.

Según datos del Instituto Nacional del Seguro de Accidentes de Trabajo, INAIL, durante el primer cuatrimestre de 2021, se remitieron 185 reportes de accidente de trabajo con fallecimientos ocurridos, diecinueve más de los 166 registrados en el primer cuatrimestre de 2020. Esto significa que, esencialmente, dos personas mueren cada día mientras realizan sus trabajos.

Más información unionesarda.it /italy24news.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net