Pistola

 

Fiscalía presenta cargos por homicidio involuntario a los padres del adolescente que abrió fuego en escuela en Michigan

En una inusual decisión, el viernes la fiscal del condado de Oakland, en Michigan, Estados Unidos, Karen D. McDonald, anunció la presentación de cargos por homicidio involuntario a los padres del adolescente de 15 años que abrió fuego la semana pasada en la escuela secundaria Oxford, matando a cuatro adolescentes e hiriendo a siete personas.

Los hechos ocurrieron al mediodía del martes 30 de noviembre, cuando Ethan Crumbley, de 15 años, sacó de su mochila la pistola semiautomática de 9 mm Sig Sauer que sus papás le compraron el viernes anterior como regalo anticipado de Navidad. El muchacho empezó a disparar y como resultado cuatro adolescentes entre 14 y 17 años fallecieron y siete personas más resultaron heridas de gravedad. Por el tiroteo, Ethan Crumbley fue formalmente acusado de terrorismo y homicidio.

Desde la matanza de Columbine en 1999, los padres de los responsables de estos tiroteos son investigados, pero no se han presentado cargos en su contra. Así, la decisión de la fiscal McDonald de presentar cargos por homicidio involuntario en contra de James y Jennifer Crumbley, padres de Ethan, ha llamado la atención por lo extraordinario.

En conferencia de prensa, el viernes la fiscal explicó que los padres del joven perdieron de vista varias señales alarmantes de que su hijo estaba a un paso de la violencia, pese a las cuales le dieron acceso a un arma.

“De ninguna manera estoy diciendo que una situación de tirador activo siempre debería resultar en un proceso penal contra los padres, pero los hechos de este caso son tan atroces”, declaró la fiscal McDonald.

"Estoy enojada como madre, estoy enojada como fiscal, estoy enojada como una persona que vive en este condado, estoy enojada", agregó. "Había muchas cosas que podrían haber sido tan fáciles de prevenir".

Explicó que el lunes, un día antes del tiroteo, una maestra reportó que el adolescente había estado buscando en la red sobre municiones. “LOL, no estoy enojada contigo” escribió en mensaje de texto la madre al hijo. “Solo debes tener más cuidado que no te cachen.”

El martes, la mañana del tiroteo, los padres de Ethan fueron convocados de emergencia por las autoridades escolares porque encontraron una nota con dibujos de una pistola, una persona herida, un emoji riendo y las frases “sangre en todas partes” y “los pensamientos no paran. Ayuda.”

Los padres minimizaron los hechos y convencieron a los maestros que su hijo no tenía problemas de violencia. Las autoridades escolares aceptaron que el joven permaneciera en la escuela en vista de que no tenía antecedentes de conducta violenta.

Unas horas después, las imágenes de sangre se hicieron realidad cuando el joven sacó su arma y la disparó.

"La idea de que un padre pudiera leer esas palabras y saber que su hijo tenía acceso a un arma letal, que le dieron, es inconcebible, y creo que es criminal", declaró la fiscal McDonald al explicar su decisión de presentar cargos a James y Jennifer Crumbley.

Los padres, que el viernes desaparecieron dando origen a un operativo de búsqueda y captura, rechazaron los cargos el sábado después de haber sido arrestados el sábado en Detroit.

"El tribunal solo conoce los hechos que la fiscalía ha presentado, pero la pistola estaba guardada”, declaró la abogada de la defensa Shannon Smith a la acusación de que los padres dejaron sin resguardar la pistola. La abogada agregó que “hay mucho más de lo que se ha presentado al tribunal.”

La fiscal McDonlad explicó que una vez que se estaban dando las primeras noticias del tiroteo, Jennifer escribió a su hijo “no lo hagas” y poco después el padre reportó a la policía que la pistola no estaba en la casa.

Estos hechos podrían sustentar la acusación de la fiscalía, pero hace falta el ingrediente legal que podría ser difícil de demostrar porque en Michigan, a diferencia de otros 30 estados, la ley no exige que los progenitores tengan aseguradas las armas cuando hay menores de edad en el hogar.

Una situación trágica no solamente para las familias de los adolescentes que fallecieron y para los estudiantes y profesores que vivieron el tiroteo, sino para Ethan, quien será procesado como adulto, y para sus padres que están enfrentando su propio proceso penal que los llevará a responder difíciles preguntas sobre la crianza de su hijo. Una tragedia más que se suma a los argumentos en contra del poco control sobre tenencia de armas de fuego.

Más información nytimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net