Con fundamento en la ley de junio del 2009 en donde el Congreso español autoriza y conmina al gobierno a acordar con asociaciones de víctimas posibles indemnizaciones y los beneficios que corresponderían en materia de seguridad social, está por autorizarse la indemnización a 24 afectados por el uso de la talidomida.

La talidomida es un fármaco que fue vendido bajo autorización gubernamental entre 1958 y 1963 en España y que era recetado para que las futuras madres paliaran las nauseas propias del embarazo. Sin embargo, el uso de este medicamento produjo consecuencias adversas con el nacimiento de niños con diversas deformidades.

Con el reconocimiento de las primeras 24 víctimas, de aproximadamente 3,000 que existen en territorio español, se reconoce la responsabilidad del gobierno en la autorización de este medicamento y por ello la indemnización que variará según el caso de cada uno de los afectados.

Así, las indemnizaciones se comprenden en un rango de entre 30,000 y 100,000 euros que se entregarán también en pensiones, atención médica y prótesis, después de una evaluación que efectúe el Ministerio de Sanidad, garantizando el acceso a la seguridad social de estas personas.

De acuerdo con el presidente de esta asociación de víctimas, esta es la puerta que se abre para que más personas que sufrieron a causa del fármaco, que generalemnte nacieron con las extremidades más cortas, puedan reclamar su derecho a ser indemnizados.

El gobierno de Gran Bretaña ofreció el pasado mes de enero una disculpa pública a los afectados por el uso de esta droga durante el embarazo y en ese país ya existe un fondo que ayuda a unas 446 personas afectadas por el medicamento.

Actualmente la talidomida se utiliza en tratamientos contra el cáncer, lupus y hasta  SIDA y en México está regulado y autorizado su uso para estos casos por la Secretaría de Salud  desde 1998.

Fuente El País

 

www.miabogadoenlinea.net