Imprimir
Coronavirus

 

Policía de ciudad de Lübeck decomisó vacunas no autorizadas que estaban siendo aplicadas por su creador en el aeropuerto

En marzo, tras aparecer un reportaje sobre el tema en la publicación alemana Der Spiegel, la vacuna anti Covid desarrollada por el doctor y empresario Winfried Stöcker de la ciudad de Lübeck tuvo mucha publicidad por una presunta efectividad del 97 por ciento. Sin embargo, en lugar de recibir apoyo, se abrió una carpeta de investigación por la posible comisión de delitos contra la salud.

En la publicación de marzo se reportó que la vacuna fue desarrollada en el laboratorio privado del doctor Stöcker y que había sido administrada a 100 voluntarios, mostrando un 97 por ciento de efectividad. Según el reportaje, la vacuna podía ser fácilmente producida y administrada.

Sin embargo, la comunidad científica del país europeo acusó que en su desarrollo no se habían cumplido con los protocolos y que se habían saltado varios pasos en el desarrollo antes de poder ser administrada a humanos. Hicieron notar también que en falta a los protocolos, Stöcker se administró su propia vacuna y a sus familiares y empleados lo que no se debe hacer por quienes desarrollan vacunas.

Pese a que el doctor Winfried Stöcker está siendo investigado por la posible comisión de un delito tipificado en la ley alemana de medicamentos, el sábado la policía decomisó las vacunas que estaba administrando en el aeropuerto de Lübeck del que es propietario según DW.

No están claras las razones por las que las personas que se presentaron el fin de semana a recibir la vacuna decidieron recibir esta vacuna cuando han despreciado las vacunas que han recibido aprobación de emergencia como la AstraZeneca o la de Pfizer.

La policía conoció que durante esa jornada esta vacuna sin registro fue administrada a cincuenta personas y otras doscientas estaban en fila esperando ser vacunadas.

Además de haber decomisado los viales con la presunta vacuna y jeringas, se decomisó la información de las personas que ya habían sido vacunadas, así como los datos personales de quienes estaban esperando recibirla.

Se reporta que la tasa de vacunación en Alemania es de las más bajas del oeste de Europa con el 68.4 por ciento de la población completamente vacunada. Lo interesante es que la baja tasa de vacunación no es por falta de vacunas aprobadas, sino de voluntad de la población de recibirlas. En Alemania, como en la mayoría de los países, pese a que la vacunación es la mejor forma que tenemos de detener la enfermedad, no es obligatorio recibirla. En Europa solo Austria ha anunciado un esquema de vacunación obligatorio frente al aumento de contagios en las últimas semanas.

Los efectos de esta baja tasa de vacunación se ven en el aumento de contagios durante la cuarta ola, con estados con baja tasa de vacunación como Sajonia y Turingia con tasa de infección sin precedentes.

Con la aplicación de la vacuna no aprobada, el caso en contra del doctor Winfried Stöcker parece fortalecerse.

Probablemente, las autoridades hagan un seguimiento de quienes recibieron la vacuna para asegurarse que su salud no se vio comprometida.

Más información dw.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net