Persona en situación de calle

 

Hombre que estaba en situación de calle demanda a Hawái por detención de 32 meses en hospital psiquiátrico por error de identidad

En Hawái, Estados Unidos, Joshua Spriestersbach, un hombre que fue detenido por error de identidad y forzado a permanecer en un hospital psiquiátrico más de dos años, ha presentado una demanda al estado.

Se trata de un caso que pone en evidencia lo invisibles que llegan a ser para las autoridades las personas desposeídas sin hogar y quienes padecen enfermedades mentales.

Joshua Spriestersbach, de 50 años, vivía en las calles de Honolulú en 2017 cuando fue detenido por la policía por dormir afuera de un centro de asistencia en el que esperaba para recibir alimentos.

Esta fue la tercera vez que fue detenido por la policía. La primera vez fue en 2011 cuando se quedó dormido en las escaleras de una escuela. En esa ocasión cuando la policía le preguntó su nombre, dio el apellido de su abuelo, Castleberry. Al ingresar este nombre en la base da datos, la policía encontró una orden de arresto en contra de Thomas R. Castleberry, una persona que no está relacionada de ninguna forma con Joshua Spriestersbach. “Castleberry” permaneció en la base de datos de la policía como un alias de Joshua, quien padece esquizofrenia.

En 2015 lo volvieron a detener por dormir en un parque, pero al comparar las huellas digitales la policía lo liberó por no corresponder con las del buscado Castleberry.

Cuando en 2017 volvió a ser detenido por dormir en la calle, la policía dio por hecho de que se trataba de Thomas R. Castleberry pese a que dio su nombre completo y número de seguridad social. En este caso la policía no corroboró las huellas. De esta forma, detuvieron 32 meses a Joshuea Spriestersbach. Los cuatro primeros meses estuvo ingresado en una prisión en Oahu y los 28 meses restantes, más de dos años, en un hospital psiquiátrico en el que, de acuerdo con la demanda, fue forzado a asistir a sesiones para consumidores de drogas y le administraron en contra de su voluntad medicamentos antipsicóticos “que le ocasionaron a Joshua mucha angustia física y emocional.”

Los psiquiatras que lo atendieron no consideraron que su paciente fuera la persona que la policía les dijo que era y uno de ellos consiguió en 2019 un acta de nacimiento de Joshua Spriestersbach lo que sirvió para demostrar que no era el delincuente buscado y lo pusieran en libertad.

Con 50 centavos en el bolsillo, dos copias de su acta de nacimiento y otros documentos, el hospital le dio el alta y lo condujeron al refugio en el que fue detenido y ahí lo dejaron.

Ahora Joshua vive en el estado de Vermont con su hermana y en la Corte de Distrito de los Estados Unidos de Honolulú presentó mediante sus abogados una petición para que el estado elimine el arresto de 2017 y limpie su nombre de la base de datos de personas buscadas.

En la demanda se expone que en todas las etapas del proceso, el sistema de justicia penal y de salud de Hawái falló. Así, la policía no hizo las revisiones básicas que hubieran mostrado que estaban arrestando a la persona equivocada. Los abogados de la defensa que se le asignaron tampoco hicieron su trabajo adecuadamente porque no le creyeron y en su lugar pidieron las evaluaciones psiquiátricas.

En la demanda se expone que la combinación de acciones de los sistemas judiciales y de salud “estaban arraigados en el abuso de poder de la autoridad y se llevaron a cabo con negligencia y sin tener en cuenta la probabilidad de que causarían una angustia emocional grave a Joshua".

Esta demanda, además de limpiar los antecedentes, pretende generar cambios en el sistema respecto del tratamiento que se concede a las personas en situación de calle y con enfermedades mentales, según lo declaró uno de los abogados de Joshua, Alphonse A. Gerhardstein.

Más información nytimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net