Viales y jeringa con líquido amarillo

 

Pese a que se había incluido en una iniciativa de reformas, se desechó la castración química a violadores como sanción

La semana pasada el legislativo de Pakistán aprobó una nueva ley para castigar la violación y las agresiones sexuales. Pese a que se incluía como sanción la castración química de los responsables, esa disposición fue retirada antes de que las reformas fueran votadas.

Las reformas penales al Código Penal de Pakistán de 1860 y el Código de Procedimiento Penal de 1898 para sancionar la violación fueron anunciadas el año pasado por el primer ministro Imran Khan después de que una mujer que viajaba por una autopista por la noche con sus dos hijos fue violada por dos hombres a punta de pistola cuando su auto se descompuso. Este caso fue el que generó reacción sobre un problema que va en aumento.

Según la organización sin fines de lucro War Against Rape, en Pakistán menos del 3 por ciento de los acusados de violación son declarados culpables en los tribunales. Esta situación ha sido reconocida por el gobierno que sabe que los procesos pueden llevar años y que muchos perpetradores salen libres por lo ambiguo de las disposiciones legales, por lo que las reformas legislativas aprobadas obligan al Poder Judicial a establecer tribunales especiales en todo el país para acelerar los juicios por violación y asegurarse de que los casos de abuso sexual se resuelvan "rápido, como en cuatro meses".

Las sanciones para estos delitos también aumentan y se ha dispuesto que los culpables de violaciones en grupo sean castigados con cadena perpetua o incluso con la pena de muerte.

Originalmente, la iniciativa presentada contenía una disposición en que se castigaba con la castración química a los violadores. Pese a que se informó que esta disposición había sido aprobada por el legislativo, el viernes la legisladora Maleeka Bukhari informó que la disposición fue desechada antes de la votación de la iniciativa porque el Consejo Ideológico Islámico, encargado de asesorar al gobierno en los asuntos que se relacionan con la religión, advirtió que este tipo de castigo no está conforme al islam. Además, la legisladora aclaró que ese tipo de sanción es contrario a la Constitución.

La castración química se alcanza mediante la administración de medicamentos destinados a reducir la libido y, en consecuencia, la actividad sexual, lo que disminuye la intensidad y frecuencia de los impulsos sexuales, evitando la erección y la obtención del orgasmo en la eyaculación.

Se trata de una medida que ha sido aprobada en varias legislaciones, como en España o Corea, y que ha sido propuesta en algunos estados de México como Chihuahua, el Estado de México y la Ciudad de México.

Esta sanción fue impuesta en 1952 a Alan Turing, brillante matemático y pionero de la inteligencia artificial, cuando en el Reino Unido la homosexualidad era un delito. Para evitar la pena de cárcel se estableció en la sentencia de Turing que se sometiera a una castración química, método en el que le inyectaban hormonas sintéticas femeninas, un tratamiento que le produjo impotencia y ginecomastia, es decir, el crecimiento de las glándulas mamarias en el hombre. Este tratamiento terminó en el suicidio de Turing a los 41 años comiendo una manzana envenenada con cianuro.

Aunque muchos de los proponentes declaran que la castración química no vulnera los derechos humanos de las personas, organizaciones declaran que se trata de un castigo cruel e inhumano, prohibido en la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes.

Desde el punto de vista económico se trata de una solución costosa por la constante supervisión médica sobre la persona que es sometida a este tratamiento, además del costo de los medicamentos administrados.

En materia de salud, la castración química está asociada a varios efectos secundarios como la osteoporosis, enfermedades cardiovasculares y alteración del metabolismo de la glucosa y los lípidos, además de que también pueden ocurrir depresión, sofocos, infertilidad y anemia.

En Pakistán, los sujetos que violaron a la madre de dos en la carretera fueron procesados y sentenciados a la horca, pero han presentado apelación.

Más información gulftoday.ae/ ncbi.nlm.nih.gov

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net