Tribunal de Justicia de la Unión Europea

 

Tribunal de Justicia de Europa concluye que compromete independencia judicial facultad de adscripción de jueces por ministro de Justicia

Este 16 de noviembre se publicó la decisión de la Gran Sala del Tribunal de Justicia de la Unión Europea respecto de la facultad del ministro de Justicia de Polonia, también fiscal General, de adscribir a tribunales penales superiores a jueces mediante comisiones de servicio que pueden ser retiradas sin explicaciones, y su compatibilidad con el Derecho de la Unión.

Se trata de una nueva decisión que confirma que la reforma judicial de Polonia es, en su mayor parte, violatoria del principio de independencia judicial y, por tanto, contrario al derecho europeo.

El asunto sobre el que se dicta sentencia fue presentado por el Tribunal Regional de Varsovia en el marco de siete causas penales pendientes, preguntando si la composición de los tribunales en los que ha quedado adscrito un juez en comisión de servicio nombrado por el ministro de Justicia con fundamento en la Ley de Organización de los Tribunales Ordinarios, es compatible con las leyes europeas y si vulnera el principio de presunción de inocencia.

Conforme con la citada ley, el ministro de Justicia de Polonia tiene la facultad de adscribir a un juez en comisión a tribunales penales superiores, como el Tribunal Regional, por tiempo determinado o indefinido, con la posibilidad de revocar la comisión en cualquier momento sin motivar ni el motivo de la comisión ni de la revocación.

Adicionalmente, algunos de los jueces nombrados en comisión de servicio también desempeñan el cargo de adjuntos del responsable de la acción disciplinaria para los jueces de los tribunales ordinarios. Es decir, también quedan facultados para instruir medidas disciplinarias a los otros jueces del tribunal.

La conclusión más general del Tribunal de Justicia sobre este caso es que esta facultad vulnera la independencia judicial porque además, como el ministro de Justicia también es fiscal General, queda a cargo de los fiscales de los casos que se procesan así como de los jueces que ha nombrado por comisión de servicios. Evidentemente, se trata de una función que pone en tela de juicio para la población si la impartición de justicia es, como debe ser, con fundamento en el Derecho y no en intereses subjetivos.

Por otro lado, el Tribunal explica que para que la presunción de inocencia proceda, se presupone que el juez está exento de toda parcialidad y de cualquier idea preconcebida al examinar la responsabilidad penal del acusado. Por lo tanto, “la independencia y la imparcialidad de los jueces son, por tanto, condiciones esenciales para que se garantice la presunción de inocencia”, y bajo estas circunstancias en Polonia, “la independencia y la imparcialidad de los jueces y, en consecuencia, la presunción de inocencia, pueden verse comprometidas.”

Esta decisión regresa al Tribunal Regional de Varsovia que tendrá que resolver lo conducente en una situación que sigue siendo muy complicada para los juzgadores que no estén conformes con estas disposiciones que comprometen el principio de la independencia judicial, uno de los pilares de las democracias modernas.

Más información curia.eu

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net