Botella con líquido

 

Se celebró la primera audiencia del proceso por el homicidio de 12 personas de quien se presentó como médico y herbolario

El viernes se celebró en un tribunal de Atenas, Grecia, la primera audiencia del proceso que se sigue en contra de una persona que se hizo pasar por médico y a quien se atribuye la muerte de 12 pacientes enfermos de cáncer, entre ellos dos menores de edad. El juicio, sin embargo, se pospuso al 23 de noviembre porque el principal acusado dijo estar muy enfermo.

Se trata de un hombre de 48 años que se hizo llamar Nikos Kontos y se presentó como parte de prominentes familias griegas. Dijo ser investigador de un prestigioso instituto suizo de investigación científica y ser un experimentado herbolario, lo que resultó ser falso.

Junto con otras dieciséis personas, logró atraer la atención de personas enfermas de cáncer a las que prometió curar. Para ello, hizo que los pacientes dejaran los tratamientos que estaban tomando y en su lugar les recetó vitaminas y otras sustancias, unas contenían el ingrediente activo del cannabis.

En noviembre de 2019, los padres de dos adolescentes de 14 y 16 años que fallecieron cuando estaban siendo tratados por el presunto doctor Kontos presentaron denuncias a partir de las cuales se abrió una investigación que llevó a su arresto en junio de 2020 acusado del homicidio de los adolescentes y de un tercer paciente de 76 años.

A partir de su arresto se conocieron más víctimas. En total está siendo procesado por el homicidio de 12 personas y el intento de homicidio de otras 14. Junto con él están siendo acusadas otras 16 personas por complicidad en la comisión de los delitos. Entre ellos hay una monja, médicos, integrantes de un consejo médico privado, un vendedor de remedios de herbolaria y un exministro que trabaja como médico.

La fiscal del caso, Angeliki Kourinioti presentó en el tribunal ateniense una acusación de 300 páginas en el que expone las razones por las que el supuesto médico debe ser encontrado culpable de homicidios en serie y tentativa de homicidio con dolo, además de varios cargos por haber ocasionado graves lesiones corporales, por la distribución de narcóticos ilegales y por falsedad al haberse presentado como profesional de la medicina.

Durante la audiencia del viernes, el presunto médico dijo estar muy enfermo para salir de su celda, por lo que el proceso tuvo que ser pospuesto hasta el 23 de noviembre. Lo anterior porque faltó la autorización expresa a su abogado para que lo represente.

Durante esta audiencia también se presentaron los otros 16 acusados y se resolvió mover el proceso a una sala con mayor capacidad debido al número de procesados, abogados y víctimas.

Afuera de la sala judicial algunas de las víctimas entregaron comunicados a la prensa. Uno de ellos, un paciente con cáncer, dijo que el presunto doctor Kontos le pidió 17,000 euros por el tratamiento que incluía vitaminas y alucinógenos.

El hijo de otra de las víctimas dijo que el doctor Kontos le pidió entre 10,000 y 15,000 euros por el tratamiento para su padre.

Por su parte, el abogado de los familiares de los adolescentes que fallecieron declaró a los medios que sus clientes “tienen absoluta confianza en la justicia griega. Ellos quieren un castigo ejemplar para el acusado.”

Tan solo de los dos adolescentes y del paciente de 76 años se estima que el fraudulento médico, que ya se declaró culpable de fraude, pero que sigue negando haber hecho mal, se embolsó unos 58,000 euros.

Más información ekathimerini.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net