Suero médico

 

Parlamento de Portugal aprobó por segunda vez en el año una iniciativa sobre eutanasia que no ha sido ratificada

El viernes 5 de noviembre el Parlamento de Portugal aprobó por segunda vez en el año una iniciativa de ley que despenaliza la eutanasia. Todavía no es ley vigente, puesto que, hasta el momento, no ha sido ratificada por el presidente Marcelo Rebelo de Sousa.

La primera iniciativa votada y aprobada en marzo de este año por el Parlamento fue enviada por el presidente Rebelo a la Corte Constitucional para ser revisada. El tribunal concluyó que la ley como estaba redactada era muy vaga y se prestaría a acciones de inconstitucionalidad, por lo que la iniciativa no fue firmada y regresó al Parlamento.

La iniciativa fue reformada conforme con las observaciones del tribunal y una vez modificada volvió a ser discutida y votada para ser aprobada la semana pasada con 138 votos a favor, 84 en contra y cinco abstenciones.

“No debería haber más obstáculos para la plena aprobación de la ley”, declaró José Manuel Pureza, un legislador del Bloque de Izquierda en un debate parlamentario el jueves. "Se trata de tolerancia y contra todo sufrimiento innecesario e indeseado, respetando la Constitución y respetando la democracia".

Sin embargo, conforme con el proceso legislativo, la iniciativa ha regresado el escritorio del presidente Rebelo quien tiene la facultad de vetarla o de volverla a presentar a la Corte Constitucional para que emita un dictamen sobre el contenido.

Además, los parlamentarios de oposición pueden solicitar una revisión judicial con el argumento de que se forzaron los tiempos legislativos para aprobar esta iniciativa antes de las elecciones previstas para enero. Lo anterior porque se trata de un tema político, ya que según una encuesta realizada el año pasado, el 60 por ciento de la población es favorable a la despenalización de la eutanasia. La elección ha sido convocada después de que el gobierno socialista minoritario del primer ministro António Costa no pudiera lograr la aprobación del presupuesto.

La iniciativa de ley que fue aprobada por la mayoría de los legisladores establece con mayor claridad las circunstancias bajo las cuales los profesionistas de la salud pueden asistir a los pacientes con condiciones “graves, incurables e irreversibles” a terminar con sus vidas.

De ser ratificada y convertida en ley vigente, Portugal se sumaría a la pequeña lista de países que permiten la eutanasia como España, Luxemburgo, Bélgica y Países Bajos en Europa o Canadá y Colombia en América. Nueva Zelanda es otro país que la permite con una ley que inició vigencia el domingo 7 de noviembre y que fue sometida a referéndum. Suiza también regula la figura como suicidio asistido.

Colombia permite la eutanasia desde 1997 cuando la Corte Constitucional declaró inconstitucional el artículo 236 del Código Penal que castigaba el homicidio por piedad, permitiendo la práctica para pacientes con enfermedad en etapa terminal. Recientemente se suscitó en ese país una controversia fundamentada en otra decisión de la Corte Constitucional que ampliaba la eutanasia a pacientes no terminales, pero que, al parecer, fue incumplida por el gobierno al negar el procedimiento a una paciente con esclerosis múltiple.

Habrá que esperar la decisión del presidente de Portugal, quien se ha manifestado contrario a esta figura que permite la llamada “muerte digna”.

Más información politico.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net