Llave en cerradura

 

En enero inicia vigor de disposición que prohíbe que quien adquirió vivienda en Ámsterdam la rente en un periodo de cuatro años

Para afrontar el grave problema de la vivienda, el director de vivienda de la Ciudad de Ámsterdam, Países Bajos, Jakob Wedemeijer, declaró que planea que lo más pronto posible la nueva ley que prohíbe a inversionistas comprar inmuebles para alquilar, se aplique en toda la ciudad.

Se trata de una ley que prohíbe a inversionistas que adquieran inmuebles con valor inferior a 512,000 euros arrendarlos. De esta forma, el comprador se debe comprometer a habitar el inmueble por lo menos cuatro años antes de ponerlo en renta.

La medida, que busca que no se encarezcan más las rentas, tiene algunas excepciones. Por ejemplo, no aplica a viviendas que ya están en renta, siempre que esos contratos hayan iniciado seis meses antes de la compraventa.

También se hacen excepciones cuando se arriendan a familiares cercanos o por periodos cortos de tiempo si el propietario no está en la ciudad.

Se calcula que el 30 por ciento de las viviendas están actualmente en manos de inmobiliarias que están elevando el costo de las rentas dejando a muchas personas sin capacidad de alquilar una vivienda.

El problema no es privativo de Ámsterdam y ya otras ciudades neerlandesas como La Haya, Groeningen, Tiburgo y Utrecht están considerando adoptar medidas similares.

Tampoco es un problema privativo de Países Bajos. Berlín, en Alemania, tiene gran parte de las propiedades en manos de inmobiliarias y para tratar de controlar el precio de las rentas legisló topes a los aumentos de los precios. Sin embargo, esa ley fue considerada inconstitucional por la Corte Constitucional en abril de este año, por lo que las autoridades están considerando otras alternativas.

En España, aunque un gran porcentaje de la población tiene casa propia, la demanda de viviendas de alquiler ha aumentado entre personas jóvenes e inmigrantes, lo que ha elevado los precios. Así, se calcula que entre 2015 y 2020 el precio del alquiler creció en promedio un 52% y en algunas comunidades autónomas, como Cataluña o la Comunidad Valenciana, la subida fue aún mayor, de 60% y 68%, respectivamente. Por este motivo hay una iniciativa de Ley de Vivienda que incluye medidas para bajar artificialmente el precio de los alquileres.

En Países Bajos, la medida ha sido criticada por las inmobiliarias. Así, la asociación de propietarios Vastgoed Belang declaró que esta medida llevará a una mayor falta de vivienda en arrendamiento, particularmente para el sector medio. “Los Consejos están priorizando a las personas que quieren comprar por encima de los recién llegados al mercado inmobiliario y personas que no pueden o no quieren comprar”, declaró la organización.

Jakob Wedemeijer aseguró que la medida es un paso importante hacia una solución al problema de la vivienda, pero que es necesario que se haga más. “Necesitamos que el gobierno nacional posibilite los límites a las rentas para que más personas puedan encontrar vivienda asequible”, dijo el funcionario.

A este respecto se sabe que la ministra de Vivienda, Kajsa Ollongren, está considerando varias medidas tendientes a limitar la rentas fuera del sector social inmobiliario, modificando el sistema de puntaje que se otorga a las viviendas para calcular los precios de las rentas.

Viviendas más costosas llevan al fenómeno de la gentrificación y, eventualmente, al problema de personas sin techo.

Más información dutchnews.nl

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net