Parlamento Europeo


Padres de Giulio Regeni, torturado y asesinado en Egipto, piden a autoridades europeas ayuda en caso de su hijo

Este miércoles, los padres de Giulio Regeni, investigador asesinado en Egipto, y la abogada Alessandra Ballereni se presentaron en el Parlamento Europeo pidiendo apoyo de los países de la Unión Europea para presionar a Egipto para que colabore con el proceso penal del homicidio del investigador.

Giulio Regeni, era un investigador de 28 años que cursaba un doctorado de la Universidad de Cambridge. Estaba en Egipto estudiando los sindicatos independientes de Egipto cuando en febrero de 2016 su cuerpo semidesnudo y severamente golpeado fue encontrado en una zanja en la autopista a Alejandría. Las autoridades egipcias realizaron la autopsia, pero los resultados no fueron hechos públicos. La autopsia realizada por forenses italianos concluyó que Regeni fue severamente torturado.

Su cuerpo mostraba contusiones y abrasiones por golpes severos; hematomas extensos por patadas, puñetazos y agresión con un palo; más de dos docenas de fracturas óseas; múltiples puñaladas en el cuerpo; numerosos cortes en todo el cuerpo realizados con un instrumento afilado que se sospecha es una navaja; quemaduras extensas de cigarrillos y otra más grande entre los omóplatos; una hemorragia cerebral; y una vértebra cervical rota, que finalmente causó la muerte.

Tras años de investigación de la policía italiana, con la poca cooperación de las autoridades egipcias, la fiscalía italiana presentó cargos por tortura y homicidio en contra de cuatro agentes de seguridad egipcios: el general de Seguridad Nacional Tariq Sabir y sus subordinados, coroneles Athar Kamel Mohamed Ibrahim y Uhsam Helmi, y el mayor Magdi Ibrahim Abdelal Sharif.

El 14 de octubre tuvo lugar la primera audiencia del proceso que se seguiría en ausencia en contra de los cuatro egipcios. Sin embargo, el juez de la tercera corti di assise de Roma concluyó que el proceso no podía continuar porque no se había notificado debidamente a los procesados, por lo que el caso regresó a un tribunal de control.

Frente a este contratiempo, los padres de Giulio Regeni y su abogada decidieron pedir a las autoridades europeas que ejerzan presión a las autoridades egipcias para que proporcionen los domicilios de los imputados en donde puedan ser debidamente notificados, con la finalidad de que el procedimiento penal en Italia pueda continuar.

Ante el Parlamento de Europa, la abogada Ballereni dijo que el tribunal había hecho notar que las autoridades egipcias no estaba colaborando, por lo que “no puede haber confianza hacia un régimen que promete y luego actúa de una forma completamente diferente.”

“Pedimos a los embajadores de la Unión Europea, instituciones europeas y al Parlamento Europeo que ejerzan la mayor presión en cada reunión con las autoridades egipcias para obtener la dirección de los cuatro acusados” y que esto quede “subordinado a todo asunto. No se puede sostener ningún trato frente a la impunidad de aquellos que secuestran, torturan y matan”.

Claudio y Paola Regeni, padres de Giulio, declararon que la búsqueda de la verdad y la justicia en el caso de su hijo también ayudaría a los habitantes de Egipto.

“En Egipto la situación es muy preocupante respecto de los derechos humanos y esto ha sido claramente denunciado por la ONU y la Unión Europea. Hemos presentado una queja en contra del gobierno italiano por la violación de la Ley 185/90 que prohíbe la venta de armas a países que violan derechos humanos. Esta [prohibición] prácticamente no es respetada por ninguna nación ni de la Unión Europea ni fuera de ella”, declaró Claudio Regeni.

La prohibición de vender armas a países que no respetan derechos humanos está también dispuesta en el Tratado de Comercio de Armas, aprobado en la Asamblea General de la ONU el 2 de abril de 2013 y que inició vigencia el 24 de diciembre de 2014 tras la ratificación de 50 estados.

Más información ansi.it

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net