Gatito

 

Organización protectora de animales demandó en California a YouTube por no retirar videos de maltrato y crueldad animal

Este lunes en un tribunal de Santa Clara, California, Estados Unidos, la organización que vela por los derechos de los animales, Lady Freethinker, presentó una demanda en contra de YouTube por violación a sus políticas en contra de maltrato animal y elegir, en su lugar, generar ingresos.

Como parte de la demanda se han presentado videos que, pese a haber sido denunciados por exponer crueldad hacia los animales, siguen exhibiéndose en la plataforma, muchos de ellos precedidos por anuncios de comida para animales o rentas para vacaciones. Algunos han estado disponibles durante varios años y han sido vistos cientos de miles de veces.

Las políticas de YouTube prohíben videos con contenido de abuso o maltrato animal y aquellos en los que se cause un daño físico a un animal para causarles sufrimiento. La política de la plataforma tampoco permite videos en los que los humanos inciten a los animales a pelear o a escenificar rescates en los que se coloquen a los animales en situaciones peligrosas.

En la demanda se expone que “YouTube conoce de estos videos y de su papel en su distribución, así como continúa apoyando su creación, producción y circulación” y añaden que “es desafortunado que YouTube haya elegido poner las ganancias sobre los principios de tratamiento ético y humano de animales inocentes.”

La demanda expone que el problema no son las políticas sino la ejecución de estas y que, debido a la falta de transparencia en esta ejecución, los esfuerzos que se han puesto y que han implicado incluso la contratación de miles de personas para revisar el material que es subido a la red, están resultando no ser adecuados.

A YouTube se suben por minuto 500 horas de material y muchos de los creadores conocen cómo dar la vuelta a las políticas. Sin embargo, sobre el tema del maltrato animal, Nina Jackel, fundadora de Lady Freethinker, dice que en muchos de estos videos no hay áreas de conflicto y que con los recursos disponibles podrían ser claramente identificados.

Por ejemplo, The New York Times envió a YouTube diez videos con contenido violatorio de las políticas en materia de maltrato animal y solo nueve fueron eliminados, sin mediar explicación de las razones por la que el décimo video, uno en el que se alimenta un conejo a una pitón, sigue publicado.

Nina Jackel explica que durante 18 meses ha estado tratando de aproximarse a YouTube y que incluso Lady Freethinker se ofreció para participar en el programa Trusted Flagger en el que se da acceso a herramientas para notificar videos que incumplan con las políticas, pero que la plataforma los rechazó diciendo que no estaban buscando expertos en temas de maltrato animal.

Adicionalmente a la demanda, el mismo lunes los abogados de Lady Freethinker enviaron una carta al Departamento de Justicia de los Estados Unidos en la que acusan a YouTube de ayudar e incitar a la violación de la ley de "aplastamiento de animales".

Se trata de una ley federal de 1999 que prohíbe crear o distribuir videos en los que los animales sean "deliberadamente aplastados, quemados, ahogados, asfixiados, empalados o sometidos a lesiones corporales graves". Se establecen excepciones como el sufrimiento que se les inflige para ser usados como alimento, en la cacería legal, en la protección de personas o propiedades, en la investigación médica y la eutanasia.

En esa carta se expone lo mismo que en la demanda, que la plataforma de videos propiedad de Google se beneficia económicamente de esos videos, ya que muchos tienen anuncios.

“Hemos tratado de tener una conversación significativa con ellos múltiples ocasiones, y nos han dejado afuera”, declaró Nina Jackel. “Estamos tocando a la puerta, nadie responde. Así que esta demanda es una especie de último intento.”

Más información nytimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net