Estatua de la Justicia, Dublín

 

Inició el proceso en ausencia de guardias de seguridad egipcios por el homicidio del estudiante italiano Giulio Regeni

Este jueves inició el proceso penal que se sigue en ausencia en contra de cuatro integrantes de los servicios de seguridad de Egipto por el homicidio en 2016 del estudiante italiano Giulio Regeni en El Cairo.

Giulio Regeni, de 28 años, cursaba un doctorado de la Universidad de Cambridge y estaba en Egipto estudiando los sindicatos independientes de Egipto. En febrero de 2016 su cuerpo semidesnudo y severamente golpeado fue encontrado en una zanja en la autopista a Alejandría. Las autoridades egipcias realizaron la autopsia, pero los resultados no fueron hecho públicos. La autopsia realizada por forenses italianos concluyó que Regeni fue severamente torturado.

Su cuerpo mostraba contusiones y abrasiones por golpes severos; hematomas extensos por patadas, puñetazos y agresión con un palo; más de dos docenas de fracturas óseas; múltiples puñaladas en el cuerpo; numerosos cortes en todo el cuerpo realizados con un instrumento afilado que se sospecha es una navaja; quemaduras extensas de cigarrillos y otra más grande entre los omóplatos; una hemorragia cerebral; y una vértebra cervical rota, que finalmente causó la muerte.

La madre de Giulio Regeni declaró que el cuerpo de su hijo estaba tan severamente desfigurado por los golpes que lo reconoció por la punta de la nariz.

Inicialmente las autoridades italianas culparon a una organización criminal de El Cairo que roba a los extranjeros. Los integrantes de esta organización fueron ejecutados, pero una investigación periodística llevó a que las autoridades italianas cuestionaran los hechos hasta que un nuevo fiscal egipcio reconoció que los delincuentes acusados no eran responsables de la tortura y homicidio del estudiante.

Las autoridades egipcias poco colaboraron con las investigaciones, lo que llevó a que se enfriaran relaciones entre ese país e Italia pues el embajador italiano en El Cairo fue retirado temporalmente.

Eventualmente la fiscalía italiana presentó cargos por tortura y homicidio en contra de cuatro agentes de seguridad egipcios: el general de Seguridad Nacional Tariq Sabir y sus subordinados, coroneles Athar Kamel Mohamed Ibrahim y Uhsam Helmi, y el mayor Magdi Ibrahim Abdelal Sharif.

La oficina del primer ministro de Italia se ha presentado como parte civil en el proceso.

El proceso en contra de estos cuatro funcionarios egipcios inició este jueves en ausencia pues ninguno se encuentra presente en la tercera corti di assise de Roma. Las cortes o tribunales de assizes o assise en el poder judicial italiano son de primera instancia penal, encargadas de procesar los delitos más graves.

La primera audiencia de este jueves se dedicó a cuestiones de procedimiento.

En este proceso, la fiscalía romana expone que Regeni fue torturado durante días, lo que resultó en “agudo sufrimiento físico”, al haber sido lastimado con palos, patadas, golpes y bates y haber sido cortado con objetos filosos, quemado y azotado contra la pared.

Se cree que el estudiante fue confundido con un espía por el objeto de su tema de tesis.

Sobre el caso, el fiscal general egipcio, Hamada al Sawi, ha dicho que hay evidencia insuficiente para probar los cargos.

Derivado del brutal homicidio de Giulio Regeni, la detención en febrero de 2020 del estudiante egipcio Patrick Zaki, que estudiaba una maestría del programa Erasmus Mundus de estudios de género en la Universidad de Boloña, Italia, generó mucha controversia en Europa cuando en febrero fue detenido en el aeropuerto de El Cairo. Las autoridades italianas han pedido reiteradamente la liberación de este estudiante.

Más información ansa.it

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net