Prescripción médica

 

Parlamento belga aprueba eliminar en las empresas privadas la necesidad de presentar justificante médico por un día de ausencia

Durante la discusión del presupuesto para el próximo año, en el Parlamento de Bélgica se aprobaron dos importantes reformas laborales. Por un lado, permitir que las empresas reduzcan la semana laboral de cinco a cuatro días y, por el otro, suprimir la obligación de los empleados de entregar justificante médico por faltar un día a trabajar.

La segunda medida ha generado mucho malestar por parte de las organizaciones patronales que consideran que es dar permiso a los empleados para que falten un día sin causa justificada.

La medida aprobada por acuerdo parlamentario dispone que los trabajadores podrán omitir la presentación del justificante médico cuando falten un día a laborar, pero no pueden faltar de esta forma más de tres días al año.

Se trata de una disposición laboral que ha estado vigente en la administración pública y que ahora están haciendo expansiva a la iniciativa privada, exceptuando a las empresas de menos de 250 empleados por la mayor carga económica que supone para estas empresas el ausentismo.

Los proponentes de la disposición aseguran que con esta medida el ausentismo laboral disminuye y han citado ejemplos de otros países en donde funciona. Sin embargo, el líder la organización patronal VBO, Pieter Timmermans, opina que la medida “no afectará el absentismo en absoluto”, y que, “por el contrario, los empleados que están en el trabajo serán castigados por aquellos que se saltan la fila”, refiriéndose a los que abusan del sistema.

El director de la organización patronal Voka, Hans Maertens, también se manifestó contrario a la disposición: “Muchas empresas no estarán de acuerdo con esto. Temen un tipo de abuso de la regulación en donde los empleados puedan tener un día de recuperación, un día libre, tres veces al año.” Admitió que habrá empleado que puedan estar verdaderamente enfermos, pero otros “abusaran de cualquier forma.”

Danny Van Assche, de la organización patronal Unizo opinó que el gobierno no debe tomar estas decisiones y que deben ser las empresas las que lo decidan. “Una empresa con un buen ambiente de trabajo y en donde todos confíen unos en los otros puede entonces decidir qué hacer”.

En opinión contraria, el profesor de medicina ocupacional, Lode Godderis, dice que es bueno empezar a desechar la necesidad de justificantes médicos. “Lo que lamento es que esté limitado a un día. Hubiera preferido tres o hasta cinco días, cuando es mejor para las personas reportarse enfermas directamente con sus superiores, como en Noruega.”

El profesor explica que la mayoría de las condiciones médicas que dan origen a los justificantes médicos suelen pasar en tres días por lo que el regreso al trabajo debe estar asegurado, basados, además, en la confianza en el trabajador.

Respecto de enfermedades más largas, el Parlamento también aprobó la presentación de un certificado médico digital por los médicos a las aseguradoras, aunque no se previó que este tipo de certificados también puedan enviarse a los patrones.

En México, en los centros de trabajo donde la medida es vigente, se ha tomado como lo que temen los patrones belgas, el derecho del trabajador de faltar tres días al año sin causa justificada.

Más información brusslestimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net