Estudiantes

 

Por ley se hace obligatorio en California incluir la materia de Estudios Étnicos para obtener el grado de bachiller

El viernes, el gobernador del estado de California, Gavin Newsom, promulgó una ley aprobada por mayoría en ambas cámaras legislativas que hace de los Estudios Étnicos una materia obligatoria para obtener el diploma de bachillerato.

Se trata de una materia que no ha estado exenta de polémica por incluir postulados de la Teoría Crítica de la Raza, CRT por sus siglas en inglés, un movimiento intelectual que sostiene que la raza no es una característica biológica, sino una construcción social creada para subyugar o someter a las personas de color.

La CRT expone principalmente que las leyes y las instituciones legales en los Estados Unidos son inherentemente racistas y que siguen funcionando para crear y mantener la desigualdad social, económica y política entre blancos y no blancos, especialmente afroamericanos. Opositores a esta teoría, en su mayoría hombres blancos, exponen que lo que enseña es odio al privilegio blanco y al capitalismo.

A nivel nacional son varios los estados que, contrario a California, han estado prohibiendo legalmente que en las escuelas se enseñe la CRT.

En California, aunque la guía de estudio de la materia de Estudios Étnicos no menciona específicamente la CRT, incorpora varios de sus postulados, haciendo referencia a negros, latinos, asiáticos, nativo americanos o indígenas y otras minorías como sikh, armenios y judíos.

La ley firmada la semana pasada es semejante a otra que fue presentada el año pasado y que fue vetada por el mismo gobernador Newsom que dijo que la guía de estudio debía ser revisada para ser equilibrada, justa e inclusiva para todas las comunidades.

La nueva guía de estudios satisface esos requisitos, desde el punto de vista del gobernador. “Los Estudios Étnicos permiten a los estudiantes aprender sus propias historias, y aquellas de sus compañeros”, se lee en la declaración de ratificación de la ley. Esto es importante porque la historia solo se estudia desde el punto de vista de los blancos, dejando episodios históricos importantes fuera del currículo, como la Masacre de Tulsa.

Haber aprobado por lo menos un curso semestral de la materia será obligatorio para la generación que complete el bachillerato en 2030. Para el inicio del curso del año 2025 todas las escuelas públicas del estado deben ofrecer por lo menos un semestre con esta materia.

El tiempo que hay entre la ratificación y el inicio de la obligatoriedad es porque las escuelas y los distritos escolares deben empezar a sostener audiencias públicas para definir sus programas académicos en lo particular, siempre con fundamento en la guía aprobada. De esta forma las comunidades podrán optar por poner mayor énfasis en la historia de una u otra comunidad, según la composición de su población.

Una vez que los contenido sean aprobados en las escuelas, deberán ser ratificados por el distrito escolar previo a, por lo menos, una audiencia pública.

Aunque el contenido de la guía sigue generando polémica, el que la impartición de la materia sea obligatoria, es una disposición que ha sido bien recibida.

“Ya era momento de que nos refiriéramos al imperativo demográfico”, declaró a The LA Times Theresa Montaño, profesora de estudios Chicana/o de Cal-State Northridge, haciendo notar que desde la década de 1960 se inició la batalla para que se incluyeran estos cursos. “En California, el 70 por ciento de los estudiantes son estudiantes de color. Ellos cursan 12 años de educación, tomando de todo, desde matemáticas hasta biología, y, sin embargo, ha tomado 53 años tener un único curso en algo que es relevante para sus propias trayectorias históricas personales”.

Cuando la iniciativa de ley fue aprobada por ambas cámaras, legisladores representantes de las comunidades negra, latina, judía, asiática y de isleños del Pacífico declararon en comunicado conjunto: “Exigir en los bachilleratos los estudios étnicos es una parte integral para cultivar en los salones de clases un ambiente de aceptación de la diversidad.”

Más información latimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net