Representación de acto de corrupción

 

Viuda de funcionario que se suicidó en caso financiero de escuela nacionalista, pide una nueva investigación

La viuda de un ex funcionario del Ministerio de Finanzas de Japón que su suicidó tras confesar que le ordenaron falsificar documentos para encubrir un escándalo financiero del entonces primer ministro Shinzo Abe y su esposa Akie, ha pedido al nuevo primer ministro japonés, Fumio Kishida, que realice una investigación sobre el caso.

Los orígenes de esta situación se remontan la venta de terrenos por debajo del precio de valor del mercado al colegio de tendencia nacionalista Moritomo Gauken para la construcción de una primaria de la que se nombró directora honoraria a Akie Abe, esposa del entonces primer ministro japonés.

En febrero de 2017 el diario Asahi Shimbun reportó por primera vez sospechas sobre la transacción, derivado de lo cual inició una investigación cuyo reporte fue publicado por el Ministerio de Finanzas en junio de 2018. En este reporte se concluyó que Sagawa, entonces director del buró financiero del Ministerio de Finanzas, había liderado los esfuerzos generales del Ministerio para alterar los documentos. Resultado de ello se dictaron castigos leves para algunos altos funcionarios del Ministerio involucrados, incluido el propio Sagawa, quien para ese entonces ya había sido promovido como el director de la Agencia Nacional de Impuestos.

Toshio Akagi, funcionario en ese entonces del Ministerio de Finanzas, se suicidó. En la nota de suicidio explicó que los funcionarios del Ministerio lo empezaron a presionar para alterar los documentos. “Nadie le dice ‘no’ a Sagawa, que es el jefe del buró financiero y un burócrata con poder que acosa…este es el reino de los burócratas del Ministerio de Finanzas”, escribió Akagi en su nota de suicidio según la publicación de la nota en la revista Shukan Bunshun. “Estoy tan asustado que me voy a volver loco… Digo adiós”, se reporta que se lee en la nota.

Masako Akagi, la viuda del funcionario, presentó una demanda en la Corte de Distrito de Osaka en contra del Ministerio de Finanzas y de Nobuhisa Sagawa, pidiendo una compensación de 110 millones de yenes, poco más de 10 millones de dólares. Se trata de un proceso legal en curso.

Esta semana, Masako Akagi ofreció una conferencia de prensa en Osaka en la que explicó que ha enviado una carta al nuevo primer ministro, Fumio Kishida, pidiéndole que ordene una nueva investigación sobre el caso que sea dirigida por terceras personas con el objetivo de revelar lo sucedido en 2018 y las causas que llevaron a su marido al suicidio.

La viuda, de 50 años, declara que la investigación realizada no es de su entera satisfacción porque no incluyó a su marido.

Masako Akagi confía en que como Kishida no estuvo involucrado en el escandalo como lo estuvieron los anteriores primeros ministros Abe y Suga, no tiene razones para no ordenar una nueva investigación. Sin embargo, es poco claro si el nuevo primer ministro que se califica como “un buen oyente”, tenga el interés político de destapar nuevamente el escándalo. Así, interrogado por periodistas declaró este jueves: “No he recibido la carta. Pensaré qué hacer cuando la reciba.”

A raíz del escándalo, la escuela Moritomo Gauken, que era un kindergarten, fue demandada por la prefectura de Osaka por haber recibido de forma ilegal subsidios estatales al haber falsificado documentación sobre el número de estudiantes y docentes y los costos de construcción de ampliación para la primaria. Desde entonces se declaró en quiebra.

Más información japantimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net