Mazo judicial

 

Para cumplir fallo de compensación, procede embargo de bienes de Mitsubishi Heavy Industries en Corea del Sur

La controversia entre Japón y Corea del Sur por la sentencia judicial que ordena el embargo de bienes de la empresa japonesa Mitsubishi Heavy para compensar a víctimas de trabajos forzados continúa, pese a que las instancias judiciales ya se han agotado.

The Japan Times reporta que este lunes la Corte de Distrito de Daejeon en Corea del Sur, ordenó la venta de marcas registradas y patentes de Mitsubishi Heavy Industries Ltd para dar cumplimiento a la sentencia confirmada en 2018 por la Suprema Corte de Corea que condena a la empresa a pagar 80 millones de wons, unos US$71,500.00 a víctimas de trabajos forzados.

Las relaciones entre Japón y Corea del Sur son tensas debido al pasado de colonialismo. La decisión judicial en que se reconoce que ciudadanos coreanos fueron sometidos a trabajos forzados por parte de los japoneses durante la ocupación y, particularmente, durante la Segunda Guerra Mundial, y que de forma individual tienen derecho a la reparación de daños, tensó aún más esas relaciones.

Confirmada la sentencia en 2018, Mitsubishi Heavy Industries, empresa japonesa de equipo eléctrico y electrónicos que forma parte del Grupo Mitsubishi, no sólo se ha negado a pagar, sino incluso a recibir a los abogados de los quejosos. Lo anterior porque, en línea con la postura del gobierno de Japón, argumentan que las reparaciones de todos estos daños quedaron incluidas en el tratado de 1965 firmado entre ambas naciones asiáticas. Este argumento sigue siendo esgrimido por los japoneses para negarse a pagar las compensaciones ordenadas, pese a que judicialmente se concluyó que el acuerdo no excluye de reparaciones de daños individuales.

          

Por esta renuencia a pagar, las víctimas y sus familiares beneficiados con la sentencia pidieron a los tribunales judiciales que se ordenara el embargo de bienes de la empresa. Esta decisión fue aprobada en primera instancia en la Corte de Distrito de Daejeon. Mitsubishi Heavy apeló, pero en febrero la Corte de Apelaciones rechazó la apelación, misma decisión que el 13 de septiembre tomó la Suprema Corte.

Con fundamento en la decisión del máximo tribunal, esta semana la Corte de Distrito de Daejeon ordenó el embargo de seis derechos de patentes y dos marcas registradas en Corea del Sur. The Japan Times señala que el embargo no es inminente por la posibilidad de apelar, pero desde nuestro punto de vista, es una decisión que ya agotó las instancias judiciales.

Sobre la decisión, el ministro de Relaciones Exteriores de Japón, Toshimitsu Motegi, declaró: “Es en extremo lamentable. Liquidar [los activos] provocaría una situación grave tanto para Japón como para Corea del Sur”.

En enero el presidente coreano Moon Jae-in también manifestó que el embargo y posterior venta de los bienes sería “indeseable”, sin embargo, se trata de una decisión judicial en la que, teóricamente, el jefe del gobierno no tiene injerencia.

Los abogados de las víctimas ya declararon que una vez embargadas las patentes y las dos marcas se puede proceder de varias formas con la venta, una de ellas mediante una subasta, mientras Japón sigue insistiendo que la decisión judicial coreana es contraria al Derecho Internacional.

Más información koreaherlad.com/japantimes.co.jp

Miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net