Banderas del orgullo gay

 

Propuesta sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo ganó en Suiza y en San Marino se aprobó el aborto

Este domingo se verificaron elecciones en algunos países en Europa, quizá no tan mediáticas como las alemanas en que se eligió el gobierno que sustituirá al de Ángela Merkel, pero que tienen mucha trascendencia.

En Suiza los electores votaron varias propuestas, entre ellas la de “matrimonio para todos” para impulsar la reforma legislativa que permita el matrimonio entre personas del mismo sexo. Se trata de una propuesta que en el pasado no fue aceptada, pero que ahora ganó con el 64.1 por ciento de la votación, lo que significa que más de las dos terceras partes de los suizos están a favor de extender los beneficios legales del matrimonio a todos. Esta cifra indica que ni un solo cantón, ni siquiera el de mayoría católica de Valais, votó en contra de la propuesta.

“[La] decisión es una esperanza de que Suiza todavía puede renovarse”, se escribió en el diario Neue Zürcher Zeitung, NZZ. “Sí, hubo un retroceso en la reforma a las pensiones. Sí, hubo un retroceso en reformas del clima. Pero esta gran reforma del matrimonio, ¡eso lo hemos logrado!”

La propuesta no solo permite el matrimonio entre personas del mismo sexo, sino que amplía los derechos de las parejas unidas en sociedades de convivencia, aceptadas desde 2007, para que juntos puedan adoptar a un menor y para que las parejas de mujeres tengan acceso a donaciones de semen y a métodos médicos de fertilización asistida.

Además, permitirá que las parejas del mismo sexo soliciten el proceso de facilitación de nacionalidad para sus cónyuges, como opera respecto de parejas heterosexuales.

En San Marino, el pequeño estado europeo enclavado en Italia, se reportaba que, con casi todas las casillas contadas, el 77 por ciento de los habitantes votó para aprobar una reforma de ley que legalice el aborto.

La iniciativa del referéndum fue lanzada por la Unión de Mujeres de San Marino y su propuesta reforma la ley de 1865 que prohíbe completamente el aborto para permitir que se realice hasta las 12 semanas de gestación. Después de las 12 semanas, el aborto solo podrá ser procedente si la salud de la madre está en riesgo o si las anormalidades del feto representan riesgos para su vida o salud.

San Marino, con fuerte tradición católica, es de los últimos estados europeos en aprobar la legalización del aborto hasta las doce semanas. Si bien desde hace 20 años están gobernados por el Partido Cristianodemócrata Sanmarinense, con fuertes vínculos con la iglesia católica, y que se opuso a la propuesta, los impulsores aprovecharon que el aborto fue legalizado en los últimos años en Irlanda y Gibraltar, donde también estaba prohibido.

Con la ley vigente, las mujeres que aborten pueden ser sancionadas con hasta tres años de prisión y los profesionistas de la salud que realicen la práctica con hasta seis años. Sin embargo, nadie ha sido condenado por este delito porque las mujeres que necesitan o quieren un aborto viajan a Italia donde es legal desde 1978, a buscar algún médico o médica que no presente objeción de conciencia, figura que está permitida en la legislación italiana.

Frente al resultado de la elección, la ministra del Interior hizo el llamado al Parlamento para traducir la propuesta en una ley.

Más información swissinfo.com /bbc.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net