Viales y jeringa

 

Juez en Saskatchewan, Canadá, ordenó la vacunación de niña de 13 años pese a oposición de la madre

El juez Michael Megaw de un tribunal de Saskatchewan, Canadá, falló el 9 de septiembre a favor de un padre que se enfrentó a una madre que rehúsa que su hija de 13 años reciba la vacuna Covid del laboratorio Pfizer.

En el caso, los padres están divorciados hace varios años, pero comparten la custodia de los dos hijos que tienen en común, una niña de 13 y un niño de 11 años. En el caso solo se discute la vacunación de la hija porque de momento las vacunas para menores de 12 años no están disponibles en Canadá.

Por razones de privacidad de la menor, los nombres de los involucrados en este caso no son de acceso público.

Según reporta CBC, en el caso el padre expuso que su hija estaba lista para ser vacunada desde los 12 años, pero que la madre y otros familiares le expusieron diferentes teorías no solo en contra de la vacuna sino incluso de que la enfermedad realmente exista, por lo que la menor mostró renuencia a la vacuna. Entre estos parientes están los abuelos paternos que en este caso se aliaron con la madre para evitar que la nieta sea vacunada.

La madre presentó en sustento de su caso el diagnóstico del doctor William Code, un anestesiólogo y antiguo profesor del Colegio de Medicina de la Universidad de Saskatchewan, que vía remota se entrevistó con la hija. El médico concluyó que la niña podía presentar una “posible” alergia a las vacunas y le extendió un certificado de excepción.

El juez Megaw, sin embargo, desestimó este diagnóstico porque está basado en lo que la niña de 13 años recuerda de su historia clínica, aparentemente sin que los padres hayan proporcionado más información.

La opinión presentada por la madre de otro médico, Stephen Malthouse, en el que pone en entredicho la seguridad de la vacuna Pfizer, también fue rechazada por el juez porque este doctor Malthouse ha sido amonestado por el Colegió de Médicos y Cirujanos de Columbia Británica por difundir información equivocada sobre las vacunas Covid.

El padre presentó testimonio de un epidemiólogo reconocido, el doctor Alexander Wong, y del pediatra de la niña, ambos asegurando que las vacunas son seguras y que es en el mejor beneficio de la menor que reciba la vacuna. Estos testimonios fueron aceptados por el juez.

Dentro de este proceso, la madre expuso que en julio su hija y el padre tuvieron un desacuerdo. El juez concluyó que este asunto debe ser resuelto en proceso separado y no debe influir en las decisiones en materia de salud que se tomen respecto de la hija.

La madre también presentó en el caso que el padre ha implementado medidas sanitarias que equivalen a una conducta abusiva hacia la hija. Entre estas medidas se cuenta el establecimiento de una estación de desinfección en la casa, la asistencia en línea a la escuela y el límite en el número de personas que tienen acceso a su casa. En este caso el juez concluyó que se trata de medidas adecuadas y que no se puede concluir que de forma alguna puedan considerarse como maltrato físico ni psicológico para la menor.

El 9 de septiembre el juez autorizó la vacunación de la niña, pero no se ha podido realizar porque la madre presentó una apelación, lo que significa que el enfrentamiento, para frustración del padre, no ha terminado.

Además de las medidas de confinamiento y las secuelas psicológicas y físicas, la enfermedad ha traído este tipo de enfrentamientos entre progenitores, ya sea por tratamiento, por asistencia física a la escuela o, como en este caso, por la vacunación. En un mundo tan polarizado, en donde se ha llegado a matar a quien pide el uso del cubrebocas para tener acceso al transporte público o a un restaurante, los tribunales de lo familiar deben esperar más de estos casos.

Más información cbc.ca

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net