Padre e hija

 

Para ajustar legislación nacional con directiva europea, gobierno finlandés presenta iniciativa sobre permiso parental

A más tardar el 2 de agosto de 2022 los países miembros de la Unión Europea deberán tener vigentes leyes que hagan efectiva la directiva en materia de permiso parental por nacimiento o adopción de un hijo, para lo cual en varios países se están presentando las iniciativas de reforma de sus leyes nacionales.

Se trata de la directiva (UE) 2019/1158 relativa a la conciliación de la vida familiar y la vida profesional de los progenitores y los cuidadores que trata de contribuir a lograr la igualdad de género promoviendo la participación de las mujeres en el mercado laboral, el reparto igualitario de las responsabilidades en el cuidado de familiares entre hombres y mujeres y la eliminación de las desigualdades de género en materia de ingresos y salarios.

La directiva distingue entre permiso de paternidad, que es la ausencia del trabajo a la que pueden acogerse los padres con ocasión del nacimiento de un hijo a fin de facilitarle cuidados; y el permiso parental, que es la ausencia del trabajo a la que pueden acogerse los trabajadores que sean progenitores por motivo del nacimiento o la adopción de un hijo, para cuidar del hijo o hija.

Al considerarse que hay pocos incentivos en la legislación europea para que los padres hombres o co-madres, tomen estos permisos, se revisó en 2019 la directiva de 2010 sobre el permiso parental para establecer que las legislaciones locales aseguren que dos de los meses de permiso parental no puedan ser transferidos, esto es, que necesariamente el padre o co-madre tome los dos meses de permiso. De no hacerlo, este tiempo se perderá porque no puede transferirse entre los progenitores.

Además de los dos meses, se deberá conceder un permiso de otros dos meses que puede ser tomado hasta una edad determinada del hijo, la edad mínima es de 8 años, y que podrá ser intercambiado entre los progenitores.

En Dinamarca se están preparando estos cambios legislativos y la propuesta que parece tener mayor apoyo fue presentada por la Confederación Danesa de Trabajadores y la Confederación de Sindicatos de Dinamarca. La propuesta destina 11 semanas a ambos progenitores de permiso de ausencia por el nacimiento de un hijo. Adicionalmente, ambos tendrán trece semanas adicionales que pueden dividir entre ellos como mejor les acomode. Es decir, se establece un mínimo según el cual cada uno de los progenitores puede tomar cada uno 24 semanas o un máximo de 35 semanas para un progenitor.

En Finlandia el gobierno presentó ya una propuesta al Parlamento. Esta iniciativa concede 160 días de permiso, 43 días más que lo que se conceden actualmente, con la posibilidad de que los progenitores intercambien un máximo de 63 días, en lo que se conoce como trabajo flexible.

La propuesta dispone que los 97 días que no son intercambiables se puedan tomar hasta que el menor cumpla dos años y el resto se puede tomar en varias partes. Además, establece que un progenitor que trabaje tiempo parcial de hasta cinco horas al día, pueda recibir un permiso parental parcial.

La iniciativa se refiere a todos los progenitores, sin importar el género, si son padres biológicos o adoptivos, si son residentes o no residentes, esto en relación con el domicilio del hijo después de que los padres se separen o divorcien.

Cabe señalar que la directiva europea dispone que los países de la Unión Europea podrán supeditar el derecho a disfrutar del permiso parental a un período de trabajo o a una antigüedad que no podrá exceder de un año y establecerán el monto de la remuneración que se pagará durante estos permisos, la que deberá ser suficiente para permitir que ambos progenitores puedan disfrutar del permiso parental.

Más información yle.fi/ eur-lex.europa.eu

Miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net