Manos tras las rejas

 

Gobierno presenta iniciativa para prohibir a reos de por vida establecer nuevas relaciones y describir sus delitos

Nick Hækkerup, ministro de Justicia de Dinamarca, anunció la semana pasada que el gobierno presentará una iniciativa de ley en materia penitenciaria con seis nuevas reglas para evitar que los internos sirviendo sentencias que podrían ser de por vida puedan iniciar nuevas relaciones o comentar públicamente sobre sus delitos.

Aunque la legislación penal de Dinamarca prevé la cadena perpetua como sanción, establece un sistema de custodia, conocida como forvaring, que se dicta a personas que se consideran muy peligrosas o que cometieron delitos en los que no se puede sancionar con la cadena perpetua. Según el forvaring, las personas pueden estar indefinidamente en prisión si el estado considera que siguen representando un peligro para la sociedad.

Las reglas que están vigentes en las prisiones danesas permiten que los y las internas con sentencias de cadena perpetua y en custodia de forvaring escriban a, llamen y reciban visitas de las personas con quienes establecieron contacto durante sus sentencias. La propuesta de ley pretende cambiar esta situación para establecer que, dentro de los primeros diez años de haber sido sentenciados, los reos no pueden establecer nuevas relaciones, lo que implicaría incluso prohibirles el acceso a sitios de citas.

“Quienes cumplen sentencias de por vida y los que están en custodia a las que se le ha dictado un castigo que puede extenderse a cadena perpetua, no deben poder usar nuestras prisiones como un lugar de citas o como una plataforma mediática para presumir de sus delitos”, dijo sobre la iniciativa el ministro Hækkerup. “En años recientes hemos visto desagradables ejemplos de internos que han cometido deleznables delitos teniendo contacto con personas muy jóvenes para obtener su simpatía y atención.”

Adicionalmente, estos prisioneros no podrían escribir en redes sociales u otros medios, ni conceder entrevistas, ni participar en programas de radio o podcast para hablar públicamente de sus delitos, si ello ocasiona daños a sus víctimas o familiares.

La iniciativa de ley ha llamado la atención y, aunque inicialmente ha tenido el apoyo incluso del bloque conservador opositor, se han hecho cuestionamientos al respecto.

Así, Jens Elo Rytter, especialista en derechos humanos y profesor de la Universidad de Copenhague declaró a un periódico local sobre su punto de vista. “Una prohibición para establecer nuevas relaciones podría interferir en la vida privada del reo y una prohibición de hacer declaraciones públicas sobre sus delitos de cualquier forma posible, como lo entiendo, incluyendo en redes sociales, podría presentar cuestionamientos sobre censura.”

Un vocero del Partido Popular Socialista, aliado del gobierno, declaró que preferirían que las prohibiciones se establecieran según los casos individuales y no de forma general. “Las reglas no deberían aplicar a los prisioneros de por vida que prestan sus sentencias en una forma normal y callada”, declaró por escrito a la agencia de noticias Ritzau la vocera del partido, Karina Lorentzen.

Por su parte el vocero del partido conservador Justica Liberal, Preben Bang Henriksen, dijo: “Hemos visto demasiados casos en los que es de lo más desagradable la posibilidad de los internos de por vida de comunicarse con el mundo fuera de la prisión y describir sus delitos a la prensa. Esto debe terminar.”

La iniciativa debe ser presentada al Parlamento para su discusión y posterior aprobación. Se prevé que, de ser aprobada, inicie vigencia el 1 de enero de 2022.

Más información thelocal.dk

Miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net