La Corte Federal de Apelaciones en San Francisco, California, Estados Unidos, sostuvo que la palabra Dios utilizada tanto en el Juramento de Lealtad que recitan los niños en las escuelas, como la leyenda utilizada en las monedas y billetes de aquel país, no viola el principio de separación iglesia- estado.

Esto como resultado de la revisión del caso presentado por un ciudadano residente de Sacramento, California, de nombre Michael Newdow y quien se declara ateo.

No es la primera vez que Newdow intenta que se deje de utilizar la palabra Dios para asuntos de estado. La primera acción judicial la intentó en nombre de su hija y respecto del Juramento de Lealtad que los niños recitan en las escuelas y en donde se incluye la referencia a Dios. En esa oportunidad la primera instancia le fue favorable pero no así la Corte de Apelaciones que hoy falla en su contra. En un veredicto emitido en 2002 dicha Corte sentenció que la utilización de la palabra Dios violaba el principio de separación iglesia – estado, veredicto que conmocionó a la opinión pública y del que el entonces presidente, George W. Bush, se manifestó calificándolo de “ridículo”.

El caso llegó a la Suprema Corte, pero no revisaron el fondo del asunto manifestando que el demandante carecía de interés jurídico en la acción porque él no tenía la custodia de su hija y que por tanto no la podía representar en juicio. Con ello todo el caso se fue abajo.

Newdow inició esta segunda acción a nombre de otros padres de familia. Ganó esta vez la primera instancia en cuyo veredicto el juez señaló que tanto el juramento como la leyenda en la moneda, violaban la Primera Enmienda en cuanto a la prohibición del gobierno de apoyar alguna religión.

El fallo fue apelado y esta vez fue la Corte de Apelaciones la que emitió la resolución de que la utilización de la palabra no era violatoria de la Constitución ni sus principios en una votación de dos contra uno.

Uno de los jueces que votó en contra del demandante, y que llegó a esa Corte hasta el 2003 por lo que no falló en el primer veredicto del caso, sustentó su voto diciendo que el “Juramento de Lealtad sirve para unir nuestra vasta nación mediante la orgullosa declaración de algunas ideas sobre las cuelas la República fue fundada”.

Ese mismo día la Corte emitió un fallo unánime en contra de la demanda por la leyenda In God We Trust, en Dios confiamos, utilizada en las monedas y billetes, con el argumento de que la frase no hace referencia a ninguna religión confirmando un fallo anterior que sustenta que la frase es ceremonial y patriótica.

Respecto del fallo reciente, Newdow declaró que espera que el público entienda que su demanda no en contra de Dios ni de ninguna religión, sino del tratamiento poco equitativo del gobierno respecto de las creencias de las personas. Y añadió que es altamente improbable que la Suprema Corte revise el caso porque a su juicio la Corte no desea discutir un tema que podría invalidar el Juramento.

Un profesor de Derecho opina también que esta demanda no va a seguir ya que se trata del tercer veredicto en contra y de que además existe una ley en la que el Congreso ratificó el juramento y que se emitió en el 2002 después del primer veredicto de apelación que concedía la razón al demandante.

Fuente NY Daily News

 

www.miabogadoenlinea.net