Maletín

 

El abogado Alex Murdaugh contrató a una persona para matarlo meses después del homicidio de su esposa e hijo

En Carolina del Sur, Estados Unidos, se está entretejiendo una historia que podría haber salido de una novela y que involucra a un abogado, dos homicidios, una tentativa de homicidio, recientemente reclasificado como fallida asistencia al suicidio, y desvío de recursos de una firma legal con más de 100 años de antigüedad. En esta trama el protagonista es el abogado Alex Murdaugh.

Alex Murdaugh, de 53 años, es descendiente de una respetada y conocida familia en Carolina del Sur. Su abuelo fundó la firma Peters Murdaugh Parker Eltzroth & Detrick hace más de 100 años. Hace tres meses, sin embargo, la tragedia lo visitó cuando su esposa Maggie y su hijo Paul fueron asesinados en los terrenos de su pabellón de caza de más de 716 hectáreas. Hasta el momento se desconocen los motivos del homicidio que sigue siendo investigado por la policía.

El 4 de septiembre la historia de la familia dio un giro cuando un “buen samaritano” recogió en una carretera rural a Alex Murdaugh, herido de bala, y gracias a esta persona el abogado se recuperó de un intento de homicidio ocurrido cuando cambiaba un neumático de su vehículo en la solitaria carretera.

Para averiguar lo sucedido se abrió una nueva investigación de la que el martes la División de Ejecución de la Ley de Carolina del Sur, SLED por sus siglas en inglés, dio parte. Los hallazgos resultaron sorpresivos porque el abogado no fue víctima de un intento de homicidio, sino de un frustrado intento de suicidio. Su cómplice, Curtis Edward Smith, de 61 años, fue arrestado por las autoridades.

Según confesiones obtenidas de ambas partes, Murdaugh contrató a Smith para que lo matara y el hijo que sobrevive de su matrimonio con Maggie pudiera recibir más de 10 millones de dólares de su seguro de vida.

Smith ya fue detenido con cargos de suicidio asistido, asalto y agresión de carácter altamente agravado, apuntar y presentar un arma de fuego, fraude de seguros y conspiración para cometer fraude de seguros. Además, se le presentaron cargos por distribuir metanfetaminas y por posesión de marihuana. Al momento de escribir esta nota, Alex Murdaugh no había sido imputado por algún delito, aunque se presumen importantes imputaciones.

La trama se complica porque antes del fallido intento de suicidio, los socios de la firma legal Peters Murdaugh Parker Eltzroth & Detrick confrontaron a Alex Murdaugh por un presunto desvió de recursos por más de un millón de dólares, lo que luego notificaron a la policía y a la Barra de Abogados del estado.

Por estas acusaciones, Alex Murdaugh fue suspendido de la práctica del Derecho en el estado y el 8 de septiembre, cinco días después de que se le acusó del desvió de recursos, la Corte Suprema de Carolina del Sur dictó una suspensión provisional.

El abogado Jim Griffin, representante de Murdaugh, confirmó mediante comunicado a People que su representado “renunció de la firma después de haber sido acusado de desviar honorarios de los abogados. Estas acusaciones lo propiciaron a confrontar su adicción y voluntariamente ingresó en una institución de rehabilitación de adicciones después de haber sido dado de alta del hospital el lunes”.

Mientras Alex Murdaugh está ingresado en alguna clínica, las investigaciones siguen en torno de las acusaciones de desvío de recursos y de los homicidios de Maggie y Paul, así que a esta historia le quedan capítulos por escribirse.

Más información people.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net