Bandera pirata

 

Una ex alumna de trabajo social que vendía copias digitales ilegales de libros de texto ha sido condenada por un tribunal de Dinamarca

Los principales productos o bienes que son pirateados son aquellos relacionados con el entretenimiento, como son música, películas y series de televisión, pero también el sector editorial es víctima de la piratería, pero no sólo de libros relacionados con el entretenimiento, sino que también incluye libros académicos, de texto o científicos.

Hay un gran número de estudiantes que sienten que está justificado obtener libros de texto sin pagar por ellos, ya que a menudo los precios son exorbitantes y en ocasiones se les exige contar con las versiones más recientes para completar sus cursos, que sólo tienen ligeras modificaciones, por lo que algunos estudiantes creen que los editores de libros de texto no actúan en sus mejores intereses. Como resultado, muchos optan por fuentes gratuitas o más baratas y abundan las personas que ofrecen estás opciones, aunque para estos proveedores las cosas no salen siempre como las planearon.

Una ex estudiante del programa de trabajadora social en Via University College en Aarhus, entre enero de 2018 y abril de 2020, vendió copias ilegales de 38 libros diferentes protegidos por derechos de autor, que son utilizados por los estudiantes de esa carrera, en varias plataformas en línea, sin contar con la autorización de los titulares de derechos de autor. En total, realizó 110 transacciones.

En el otoño de 2019, Rights Alliance presentó una denuncia remitiendo su investigación a la Fiscalía Estatal de Delitos Económicos e Internacionales Graves (SØIK), proporcionando pruebas de la "oferta y venta sistemática" de libros digitales pirateados por parte de la ex estudiante. SØIK determinó que había un caso y el 2 de septiembre de 2021, hubo una audiencia judicial donde se escuchó la declaración de culpabilidad de la mujer.

Durante una audiencia el pasado 13 de septiembre, el tribunal de Aarhus condenó a la ex alumna por violar las disposiciones en materia de derechos de autor. Fue sentenciada a 20 días de libertad condicional y el tribunal determinó que la cantidad que recibió por la venta de los libros (DKK 9,383 / US $ 1,494) debería ser confiscada.

“En resumen, copiar libros electrónicos es ilegal si no posees los derechos sobre ellos. Es un agravante que se haya realizado un número importante de ventas y que esto haya ocurrido durante un largo período de tiempo”, dijo la fiscal Simone Jeppesen.

“La convicta ahora ha recibido un castigo por violar la ley de derechos de autor y, por lo tanto, tiene una mancha en sus antecedentes penales. Una situación que puede que le impacte durante muchos años. Por lo tanto, es importante comprender que, aunque es fácil hacerlo, es un delito copiar libros electrónicos sin el permiso del autor".

Un comunicado del tribunal señala que SØIK, en nombre de los miembros de Rights Alliance, presentó una reclamación de indemnización de 10,000 DKK (1,592 dólares estadounidenses), que ahora la mujer debe pagar como indemnización.

Más información torrentfreak.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net