Legal-ilegal

 

Policía municipal concede que hubo uso excesivo de fuerza e ilegal uso de armas en caso relacionado a pleito de vecinos

La policía del distrito de Yuzhong en la municipalidad de Chongqing, China, publicó el domingo una disculpa en la red social Sina Weibo, a una mujer de 35 años y a sus padres por el uso excesivo de la fuerza usado en contra de ellos y anunció que los policías involucrados en el caso, identificados como Fu y Chen, fueron retirados de sus cargos.

El caso se remonta a mayo de 2020 cuando la mujer, identificada como Wang, habló a la policía para reportar un problema con una persona identificada como Li. La policía llegó al domicilio de Wang y después el oficial Chen, encargado de supervisar este caso, citó a Wang al departamento de la policía para un proceso de mediación con Li.

Wang fue citada a la estación para una mediación, pero se negó a asistir exponiendo que estaba saliendo del trabajo y que probablemente Li no asistiría. En llamada telefónica, el oficial Chen le dijo “No imagines que lo sabes todo porque tienes un diploma de maestría”. Por estas palabras, Wang presentó por teléfono una queja en la estación de policía en contra de Chen.

Sin embargo, minutos después en la estación se recibió una orden para ir al domicilio de Wang. Cuando los oficiales se presentaron en la puerta de su casa, la mujer le dijo a Chen que no podía entrar, pero los policías la sacaron a la fuerza.

Cuando la madre de Wang fue a tratar de ayudar a su hija, los policías la acusaron de obstrucción a la justicia y la rociaron con gas pimienta. Al padre de la mujer le hicieron lo mismo cuando prestó asistencia a su esposa y además lo golpearon con un tolete.

Una nueva queja se presentó a la policía por uso excesivo de la fuerza, pero en agosto de 2020 las autoridades del departamento de policía la desecharon con el argumento de que la queja no estaba basada en hechos reales. Incluso, la policía pidió una orden de arresto de los padres de Wang, pero no fue concedida.

En diciembre, Wang y sus padres decidieron presentar una demanda por la emisión de un citatorio ilegal y el uso excesivo de la fuerza y en julio la corte de distrito local falló a favor de Wang y su familia, concluyendo que la policía violó el procedimiento legal para la emisión de citatorios y había usado de forma ilegal armas en contra de los padres.

La policía, sin embargo, no aceptó esta sentencia y presentaron una apelación.

El caso trascendió a redes sociales y generó mucho malestar de los ciudadanos lo que llevó a la que la policía de Chongqing publicara este fin de semana la disculpa y anunciara que los policías Chen y Fu fueron separados de sus cargos y que su conducta está siendo investigada por los departamentos de inspección disciplinaria y de supervisión.

Además, en esta publicación anunciaron que retiraban la apelación, aceptando la sentencia de primera instancia. Desconocemos si Wang y sus padres se hacen acreedores a una compensación o solo a la disculpa pública.

Más información globaltimes.cn

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net