Vino espumoso

 

Fin al boicot iniciado en julio por ley rusa que obliga a productores de champagne a indicar que su producto es vino espumoso

La asociación de productores de champagne, Comité Interprofessionnel du Vin de Champagne, anunció que desde el 15 de septiembre se levanta el boicot que iniciaron en julio de exportación de champagne a Rusia como protesta a una ley que les exige indicar en el etiquetado del reverso de las botellas que se trata de “vino espumoso”.

En julio, el presidente ruso Vladimir Putin firmó el decreto de una ley que dispone que el término ruso Shampanskoe, que significa champagne o champaña, solo puede ser usado por productores rusos. La situación es que la palabra champagne es denominación de origen e indicación geográfica lo que significa que solo se puede llamar champagne el vino espumoso que es producido en la región de Champagne, Francia.

La ley rusa obliga a los productores extranjeros a indicar en el etiquetado del reverso de las botellas, en caracteres cirílicos que se trata de “vino espumoso”. Sin embargo, permite que en las etiquetas frontales se signa indicando con caracteres latinos que se trata de champagne.

Cuando la ley fue decretada, los productores de champagne organizaron un boicot de exportaciones de este producto a Rusia, que es el 15º mercado más importante de consumo de esta bebida alcohólica.

De acuerdo con Jean-Marie Barillère, codirector del Comité Interprofessionnel du Vin de Champagne, el 95 por ciento de los productores cumplieron con el boicot, mientras que los demás solo siguieron exportando ordenes prepagadas. Entre los productores que se sumaron al boicot está LVMH propietaria de las marcas Dom Perignon, Ruinart, Moet & Chandon y Krug.

El Comité, sin embargo, estima que es momento de reanudar el comercio con Rusia para lo que accedieron a modificar el etiquetado de sus productos conforme con las nuevas reglas.

“Hemos decidido invertir en la diplomacia para encontrar una solución”, declaró Jean-Marie Barillère en entrevista telefónica con news24.com. “La lucha está lejos de terminar y puede ser una muy larga.”

La denominación de origen e indicación geográfica del champagne está protegida en 120 países. Por tratarse de propiedad industrial protegida, cuando la ley rusa fue decretada, el caso fue denunciado por el ministro de Comercio de Francia, Franck Riester, y se anticipó que se podría llevar el asunto ante la Organización Mundial de Comercio, OMC.

Sin embargo, como la ley rusa no prohíbe a los productores de Francia que usen la palabra champagne, ni niega que el nombre Champagne sea exclusivo de esa región de Francia, el caso no es tan sencillo como podría parecer a primera vista.

Aunque hace dos meses se anticipaba una disputa comercial, el fin del boicot se presenta pese a que no hay indicaciones de que Rusia cambiará las reglas respecto de esta bebida en su territorio. Sin embargo, en vista de que la industria vinícola francesa ha quedado muy afectada por razones climáticas y por la pandemia, posiblemente los productores no han querido perder un mercado que, de acuerdo con cifras del Comité, en 2020 les significó ingresos por 35 millones de euros.

Más información news.24.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net