Aula con sillas

 

Tribunal Administrativo señala que el derecho de los docentes a no vacunarse, no es absoluto 

El Tribunal Regional Administrativo de Lacio, Italia, TAR, rechazó la demanda presentada por docentes que pedían la suspensión de las disposiciones del Ministerio de Educación que los obligan a presentar la Certificación o Pase Verde que acredita que han sido vacunados de Covid-19, estableciendo que el derecho a no ser vacunado no es absoluto. 

En Italia está vigente la Certificación Verde que es, valga la redundancia, un certificado digital o en papel que muestra que la persona ha recibido por lo menos una dosis de la vacuna Covid-19, que ha arrojado negativo en un análisis reciente o que se ha recuperado del virus. 

La Certificación Verde fue presentada por el gobierno a inicios del verano como un mecanismo para evitar la propagación del virus y una forma de alentar a los italianos a vacunarse. La medida, como sucedió en Francia, generó manifestaciones de personas que forman parte del movimiento antivacunas y que, argumentando el ejercicio de su voluntad, se rehúsan a ser vacunados. 

Inicialmente el Pase Verde fue exigido para ingresar a restaurantes, bares, teatros, museos y otros sitios públicos. Este 1º de septiembre se votó por la ampliación de su exigencia en ferrocarriles de alta velocidad, aviones, ferris y autobuses y ya el gobierno había anunciado que también a partir del 1º de septiembre se exigiría a todos los docentes del sistema educativo, a estudiantes universitarios y personal de instituciones educativas, señalando en el decreto que quienes no lo presentaran serían suspendidos sin goce de sueldo. Además, según Reuters, se está analizando el extenderlo a todos los trabajadores de oficinas públicas y supermercados. 

En el caso de los docentes, el TAR concluyó que el derecho del personal a no vacunarse "aparte de la cuestión de la dudosa configuración como derecho a la salud, no tiene valor absoluto", por lo que "no puede entenderse como intangible". 

 

Los docentes también recurrieron la suspensión sin goce de sueldo, a lo que los magistrados del TAR respondieron: “Con respecto a la supuesta ilegalidad de las disposiciones impugnadas en la parte en la que establecen que los empleados sin Pase Verde si no obtienen el documento, pierden su remuneración también por los servicios prestados antes de la suspensión, el daño proyectado es puramente patrimonial y plenamente reparable y, por tanto, ciertamente no puede configurarse esa situación de extrema gravedad y urgencia como para justificar la suspensión de las medidas gravadas por este aspecto ”. 

Los jueces explicaron que para obtener el Certificado no solo se requiere la vacunación gratuita, sino la presentación del resultado de la prueba, lo que “es una facultad respetuosa del derecho del docente a no ser vacunado, y ha sido prevista en el interés exclusivo de este último. En consecuencia, ante una resolución sumaria, no parece irracional que el costo del análisis sea a cargo del docente que quiera acogerse a esta alternativa”, 

Al establecer que el derecho a vacunarse no es absoluto, se presenta una postura diferente a la que en Estados Unidos se ha sostenido sobre la libertad absoluta (salvo cuando se trata de otros temas delicados como el aborto). 

Tras la aprobación de la ampliación del Certificado Verde a quienes usen medios de transporte nacionales, se habían organizado varias protestas del movimiento antivacunas afuera de las estaciones de trenes. Estas protestas estaban respaldadas por el partido de derecha Liga MP que votó en contra de extender el Pase Verde a los medios de transporte. Sin embargo, estas manifestaciones fracasaron ya que solo un puñado de personas se presentaron a protestar. 

Más información ansi.it/ lastampa.it 

Miabogadoenlinea.net 

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net