El Congreso de los Estados Unidos está analizando la propuesta migratoria de un nuevo tipo de visa que no solo atraiga inversiones al país sino que también permita la creación de empleo y la innovación.

La propuesta fue introducida por los senadores John Kerry y Richard Lugar y plantea que se otorgue visa por dos años a los inmigrantes que obtengan un financiamiento mínimo de $250,000 dólares para iniciar un negocio. De ese monto inicial, un mínimo de $100,000 dólares deberá provenir de un inversionista estadounidense que avale con su inversión la empresa.

Si el inmigrante, pasados dos años ha logrado crear al menos cinco empleos y tiene un ingreso de un millón de dólares o logra atraer inversión por ese monto para su empresa, el gobierno le otorgará visa de residente.

El sector tecnológico de los Estados Unidos avala la iniciativa de ley e incluso se han movilizado a Washington para cabildear a favor de esta iniciativa. Sin embargo, asociaciones más conservadoras se oponen al proyecto porque piensan que sería como comprar la residencia y agregan que mucho de estos inversionistas extranjeros usan tecnología “nativa” y contratan familiares que también son inmigrantes.

La discusión sigue en el Congreso de los Estados Unidos donde tendrá que pasar el proceso legislativo antes de llegar al escritorio del presidente para su promulgación y que así inicie la vigencia.

Fuente BBC Mundo

 

www.miabogadoenlinea.net