Mazo judicial

 

Corte Constitucional de Uganda desecha artículos de ley anti pornografía que desprotegían a las mujeres

El 16 de agosto, la Corte Constitucional de Uganda se pronunció respecto de la controversia sobre la constitucionalidad de la ley contra la pornografía, concluyendo que muchas disposiciones son “inconsistentes con, o en contravención de la Constitución de la República de Uganda.”

Se trata de una ley de 2014, propuesta en 2013, que al buscar ampliar los actos que podían ser sancionados por ser pornográficos, estableció una definición muy vaga de pornografía, prohibiendo incluso la “vestimenta indecente”, que incluye las faldas cortas.

La constitucionalidad de la ley fue llevada a los tribunales por organizaciones de derechos de las mujeres, profesionistas del derecho y activistas que acusaban a la ley de ser muy amplia, vaga y conferir amplias facultades discrecionales para su ejecución.

Esta vaguedad llevó incluso a incluir en el tipo penal de pornografía composiciones de canciones sobre la sexualidad humana. La cantante pop Jemimah Kansiime, que se presenta como Panadol Wa'basajja, que se traduce como medicina para los hombres, fue la primera en ser procesada en 2015 con fundamento en esta ley por un picante video musical que fue calificado por el ministro de Ética Simon Lokodo, exsacerdote católico, de “muy obsceno y vulgar”.

Los procesos penales en contra de esta cantante, que enfrentaba una condena de hasta 10 años de cárcel, se suspendieron mientras la Corte Constitucional resolvía la constitucionalidad de la ley.

Con la aplicación de la ley se empezó a detectar que contribuyó en un aumento de violencia hacia las mujeres. Quienes en plena luz del día salían a la calle usando una minifalda, podían ser atacadas por las personas y ser acusadas de pornografía.

Además del acoso sexual aumentaron los casos de revenge porn, es decir, la publicación de imágenes íntimas sin consentimiento de las personas, que llevó a que la perseguida fuera la víctima del delito por mostrar partes del cuerpo y “estar involucrada en una actividad sexual explícita o en una conducta erótica tendiente a causar excitación sexual o cualquier otro acto indecente o comportamiento tendiente a corromper la moral”, como se definió pornografía en la iniciativa de esta ley.

En 2018 la modelo ugandesa Judith Heard fue víctima de esta persecución cuando fue arrestada por las autoridades a partir de fotografías de ella desnuda que se filtraron.

Sobre la decisión de la Corte Constitucional se manifestó la abogada Angella Assiimwe que: “Estoy muy contenta porque podremos terminar con el revenge porn que ha estado aumentando en Uganda”, declaró la abogada a RFI. “Judith Heard y muchas otras mujeres han tenido problemas con videos que se han filtrado por antiguos amantes o personas que buscan dinero.”

La abogada añadió que la ley “ha llevado a que muchas mujeres sean atacadas en público, desvestidas, especialmente aquellas que llevan shorts o minifaldas”. Estos ataques se registraron en Kampala entre 2014 y 2015.

El panel de cinco magistrados que revisó la constitucionalidad de ley, de forma unánime ordenó también al gobierno a pagar la mitad de los costos legales a las organizaciones que promovieron el juicio.

Asimismo, en su decisión anuló los poderes que se confirieron en 2017 al Comité de Control de la Pornografía, de nueve miembros, que tenía el objetivo de ejecutar la ley.

Sobre la decisión, la abogada del gobierno Imelda Adong declaró a AFP que están estudiando la decisión y que en su momento emitirán un comunicado.

Más información allafrica.com

Miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net