Imprimir
Soldados con armas

 

Se abre investigación en Bélgica respecto de fiesta en barracas durante confinamiento y con bailarina exótica

El ejército de Bélgica abrió investigación sobre una fiesta que presuntamente se celebró en las barracas de una población en la provincia de Antwerp, al norte de Bruselas, cuando las medidas para evitar contagio de Covid-19 estaban vigentes y en la que se contrataron los servicios de una bailarina exótica.

Se ha tenido conocimiento de esta fiesta porque videos se filtraron a medios de comunicación belgas. En estos videos se aprecia a unos 20 miembros del Tercer Batallón de Paracaidistas, cantando y bailando en compañía de una bailarina exótica o stripper.

La fiesta se celebró para despedir a un integrante del batallón que dejaba el ejército para integrarse a la policía.

“Esto es un comportamiento inaceptable, del que no teníamos conocimiento”, declaró sobre el asunto el subjefe de personal, Marc Thys. Agregó que el Ministerio de la Defensa ha iniciado una serie de investigaciones sobre la fiesta para saber, entre otras cosas, como la bailarina exótica pudo ingresar a las barracas.

El asunto se complica todavía más porque la fiesta se celebró e 4 de mayo cuando estaban vigentes las estrictas medidas de confinamiento en Bélgica que limitaban las reuniones. En ese momento, las reuniones en interiores estaban prohibidas y las reuniones sociales en exteriores estaban permitidas, pero solo para encuentros de hasta diez personas, usando cubrebocas y manteniendo la distancia social. Las reglas cambiaron hasta el 9 de junio.

“Esto es inaceptable por tres razones”, declaró el subjefe Thys. “Todavía estábamos en periodo completo de Covid, existe el aspecto de la seguridad militar que es muy importante y hay un incumplimiento a nuestros valores: integridad y compañerismo.”

“Al hacer esto, unos cuantos presentan una terrible mala imagen, mientras muchos están haciendo lo mejor”, agregó el militar.

Los ejércitos se precian de sus valores, pero mantenerlos puede resultar una tarea de difícil ejecución. Por ejemplo, en 2017 se publicaron las conclusiones de un reporte confidencial sobre el ejército en el que se cocieron escándalos de drogas, alcohol, robo, novatadas, prostitutas y vandalismo. Después de este estudio, los problemas continuaron.

En 2018 Barbara Visser, alta funcionaria del Ministerio de Defensa, ordenó otra investigación de la cual se conocieron varias situaciones irregulares como la existencia de un grupo de militares que en WhatsApp alababan a la Alemania nazi, además de compartir pornografía. Y en 2019 se suspendió a un oficial del ejército por reportes de repetidos amoríos con cadetes mujeres en la academia militar de Breda, en medio de problemas serios de abuso y acoso en las academias militares poniendo en riesgo la seguridad personal de las y los cadetes.

En Alemania, por su parte, se investigó un grupo de fuerzas especiales y se encontró que varios de sus miembros eran integrantes de grupos de extrema derecha e incluso uno de ellos fue sentenciado en marzo por la posesión de armamento y explosivos infringiendo con ello la ley en materia de amas. Esta situación llevó a la ministra de Defensa, Annegret Kramp-Karrenbauer, a tomar acciones de reorganización.

Más información brusselstimes.com

Miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net