Manos tras las rejas

 

Tribunal penal de Basilea dicta sentencias a defraudadores de Roche; en otra sentencia reduce sentencia a violador

El tribunal penal de la ciudad de Basilea, Suiza, dictó sentencias de prisión a dos personas que defraudaron 8.35 millones de euros al laboratorio Roche entre enero y agosto de 2017. Se trata de un nacional suizo y su cómplice de nacionalidad francesa, quien estuvo detenido en España esperando ser extraditado de marzo de 2019 a abril de 2020 cuando llegó a Basilea.

En el proceso penal, estas dos personas se declararon culpables de fraude mercantil, falsificación de documentación y lavado de dinero. El nacional suizo era empleado de Roche y ambos, aprovechando una laguna en el sistema contable de Roche, desviaron hacia un banco en Singapur los más de 8 millones de euros y de ahí a otras cuentas en otros países.

El nacional suizo fue sentenciado a 39 meses de prisión. Esta persona se encuentra en libertad desde febrero de 2020 por haber cumplido suficiente tiempo de detención previa al proceso. El francés, por su parte, fue sentenciado a 51 meses de prisión de los que se debe descontar el tiempo que ha estado detenido en Suiza, aunque todavía deberá permanecer tras las rejas algún tiempo más. Además, se le prohibió la entrada a Suiza por un plazo de 10 años una vez que cumpla la sentencia.

El tribunal también los condenó a pagar a Roche más de 9 millones de euros más el 5 por ciento por el monto defraudado, aunque ya el nacional francés y el fiscal anunciaron que no hay forma de que este dinero sea pagado en el mediano plazo.

Las sanciones en la legislación penal suiza no suelen ser muy elevadas. Para citar un ejemplo que también se presentó en Basilea, esta semana la Corte de Apelaciones redujo la sentencia a un portugués de 32 años acusado de violación de 51 meses, 4.2 años, a 36, 2.9 años, al encontrarlo parcialmente responsable del delito.

En este proceso, el tribunal consideró que la violación de la mujer duró “solo” once minutos, que ella envió señales peligrosas a sus atacantes porque antes de la violación había tenido relaciones sexuales con otra persona en un club nocturno y que no sufrió daños considerables después de la violación.

El delito ocurrió en febrero de 2020 cuando la mujer fue violada afuera de su departamento por el portugués de 32 años y su amigo de 17. El adulto fue detenido y presentado a la autoridad judicial en agosto de ese mismo año por lo que ha cumplido ya doce meses en detención. Su cómplice, al ser menor de edad, fue procesado por un tribunal de justicia juvenil y todavía no se dicta sentencia.

Los argumentos para reducir la sentencia y quitar responsabilidad al perpetrador de este atroz delito generaron una gran conmoción en Suiza al adjudicar responsabilidad de lo sucedido a la víctima por lo que varios manifestantes, mayoritariamente mujeres, se reunieron afuera del edificio judicial en Basilea para protestar por la decisión que fue firmada por la juez Liselotte Henz.

Más información swissinfo.com /dailymail.com.uk

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net