Imprimir
Hombre y mujer molestos

 

Tribunal en Londres concluye que dos creativos de una agencia de publicidad fueron discriminados por ser hombres

Un tribunal laboral de Londres, Inglaterra, concluyó que dos ejecutivos de una renombrada agencia de publicidad fueron despedidos en noviembre de 2018 debido a su sexo y por haber sufrido discriminación por género, victimización, acoso y haber sido despedidos sin justificación, concedió que deben ser compensados por la empresa.

En 2018 se conoció que la agencia J Walter Thompson (JWT), del grupo WPP y que el año pasado fue fusionada con Wunderman para formar Wunderman Thompson, como se conoce actualmente, tenía una brecha de salarios de 44.7 por ciento lo que puso en evidencia para los ejecutivos la falta de representación femenina en la empresa.

La ejecutiva Jo Wallace fue nombrada encargada de abordar esta situación y tratar de rehabilitar la reputación de la empresa. Así, en una conferencia en la que se presentó como una mujer homosexual dijo: "Una cosa en la que todos estamos de acuerdo es que la reputación que una vez se ganó JWT, de estar llena de [hombres] blancos, británicos y privilegiados, debe ser eliminada".

Estas palabras llamaron la atención de Chas Bayfield, de 52 años, y Dave Jenner, de 50. En un correo electrónico Bayfield escribió al director ejecutivo de JWT, Lucas Peon, lo siguiente: “Recientemente conocí que JWT dio una plática fuera de la oficina en la que prometió eliminar a las personas blancas de clase media, heterosexuales del departamento creativo. Hay mucha preocupación de las personas acá abajo”.

Después de este correo, Peon y la directora de Recursos Humanos, Emma Hoyle, se reunieron con Bayfiled y Jenner para escuchar sus preocupaciones, pero los ejecutivos consideraron que los empleados estaban retando la nueva política de diversidad y dos días después los despidieron.

Este despido fue considerado por el juez laboral Mark Emery como una victimización porque esa reunión transcurrió de forma agresiva lo que forzó a los empleados a defender sus puntos de vista. Sus opiniones, a juicio del juez, fueron desechados airadamente. “[Se] fracasó en aceptar que tenían preocupaciones válidas sobre la presentación ... sus puntos de vista se consideraron inaceptables", concluyó el juzgador.

Para el juez, los empleadores consideraron que Chas Bayfield y Dave Jenner se habían sobrepasado en sus argumentos, lo que los puso en predisposición hacia ellos y este enfado, junto con la consideración de su sexo, fue factor para el despido. “Esto ayudaría inmediatamente al problema de la brecha salarial de género dentro del equipo creativo, eliminaría del equipo a dos directores creativos que, debido a su sexo, se consideraban resistentes al cambio; Además, las directoras creativas eran exactamente lo que [la empresa] buscaba", concluyó el juez.

Si bien el juez concedió que hubo un factor de discriminación por sexo en el despido, desechó que también hubo factores de discriminación por edad, por raza y por orientación sexual al concluir que estos no fueron factores en el despido.

Además de Chas Bayfield y Dave Jenner, la agencia de publicidad despidió a otros tres creativos hombres quienes, sin embargo, no llevaron sus casos al tribunal y llegaron aun acuerdo con la empresa.

Más información theguardian.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net